La actriz francesa Brigitte Bardot se mostró hoy "completamente indignada" por la propuesta de la alcaldía de San Luis Río Colorado (México) de recompensar económicamente la captura de perros callejeros y su entrega a las perreras, donde dice que "la mayoría acabará muriendo tras horribles sufrimientos".

"¿Cómo una persona que ejerce una función pública puede atreverse a dar como ejemplo semejante imagen de crueldad?", se pregunta en una carta dirigida al alcalde Manuel Baldenebro, del que dice que "entrará en el panteón de las personalidades que abusan de su poder para cometer actos privados de ética y sensibilidad".

Para la actriz, dedicada en los últimos años a una férrea defensa de los animales, "es bien conocido que matar a los animales errantes no aporta ninguna solución".

Propone al alcalde como solución "eficaz" para acabar con la superpoblación canina la esterilización de esos perros y la sensibilización de la población.

En su misiva, difundida por la fundación que lleva su nombre, "suplica" al alcalde que revise su decisión y adopte una nueva política en colaboración con las asociaciones de protección de animales que trabajan en el país, entre las cuales se encuentra su organización.

"México es un país del que guardo los mejores recuerdos y espero de todo corazón que usted dé muestras de humanidad hacia los animales para preservar esa imagen", le insta Bardot, que asegura que ha enviado la misma petición al presidente mexicano, Felipe Calderón.