Los representantes de cinco iglesias le pidieron hoy a la Corte Constitucional de Colombia que no reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo, al tiempo que condenan cualquier maltrato social o de violencia en contra de los homosexuales.

Así lo expresaron las cabezas visibles de las iglesias católica, ortodoxa griega, anglicana, metodista y evangélicas, quienes suscribieron una declaración tras sostener una reunión en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

En el documento, leído por el secretario de la CEC, monseñor Juan Vicente Córdoba, las iglesias invitan a "los magistrados de la Corte Constitucional a decidir sobre esta importante materia teniendo presentes las profundas implicaciones sociales de su fallo, el bien de las familias colombianas y los valores éticos de la Patria".

Y agregan que "no puede constituirse un verdadero matrimonio o una verdadera familia en vínculo de dos hombres o dos mujeres y mucho menos se puede atribuir a esa unión el derecho de adoptar menores de edad".

Aseguran que antropológica y psicológicamente "el complemento integral de la pareja es de un hombre y una mujer, con el fin de la unión en el amor, del fruto del amor en los hijos y la constitución de una familia".

Piden a sus feligresías "a mantenerse fieles a las enseñanzas del Evangelio de Cristo y al auténtico espíritu del artículo 42 de nuestra Carta Magna, que declara la institución matrimonial como unión entre un hombre y una mujer."

Explican que esas cinco iglesias y de otras confesiones respetan y acogen a los homosexuales y condenan "con vehemencia" todo eventual acto de maltrato social o de violencia en su contra.

El documento lleva las firmas de monseñor Córdoba, del presidente de la CEC, monseñor Rubén Salazar Gómez, y del arzobispo de la Iglesia Ortodoxa Griega, Athenágoras.

También la de el obispo de la Iglesia Episcopal-Comunión Anglicana, monseñor Francisco Duque; el obispo de la Iglesia Colombiana Metodista, monseñor Juan Alberto Cardona, y la del pastor Edgar Castaño, presidente del Consejo Evangélico de Colombia.

La Corte Constitucional de Colombia debe pronunciarse en los próximos días sobre la naturaleza del matrimonio, que en Colombia tiene validez únicamente el celebrado entre hombre y mujer.

En Colombia se les reconoce a las parejas homosexuales derechos de las heterosexuales, pero no el matrimonio civil y la adopción conjunta de menores de edad.

A través de demandas y tutelas (recurso de amparo), la comunidad gay ha logrado que la Corte amplíe sus derechos y logre igualdad con las parejas heterosexuales.

Una de las más recientes tiene que ver con que un miembro de la pareja puede afiliar al otro a los sistemas de pensión, salud y otros beneficios contemplados en la ley para uniones heterosexuales.