Intrusos lanzaron un ataque cibernético "significativo y tenaz" contra uno de los principales contratistas del ejército estadounidense que posee información altamente confidencial pero sus secretos se mantuvieron a salvo, informó el sábado la empresa.

La firma Lockheed Martin, el Departamento de Seguridad Interna y el Pentágono confirmaron que los sistemas de información de la empresa contratista fueron atacados. La teniente coronel April Cunningham, a nombre del Departamento de la Defensa, señaló que el impacto para el Pentágono "es mínimo y no esperamos ningún efecto adverso".

Sin embargo, el intento de violar los sistemas de seguridad de la multinacional puso en evidencia el riesgo que corre la información confidencial de defensa del país. Chris Ortan, el vocero de la Secretaría de Seguridad Interior, indicó que tanto su agencia como el Pentágono trabajaban con la empresa para determinar el origen del ataque y "ofrecer recomendaciones para evitar riesgos posteriores".

Lockheed Martin informó a través de un comunicado que había detectado "casi de inmediato" el ataque ocurrido el 21 de mayo y tomó medidas para contrarrestarlo. Como resultado, "nuestros sistemas permanecieron seguros. Ningún cliente, programa o información personal de los empleados se vio comprometido".

El equipo de seguridad de la compañía contratista aún trabaja para restaurar el acceso a la red atacada. Ni Lockheed Martin ni las secretarías de Estado revelaron datos específicos del ataque.

___

La periodista de la Associated Press Jennifer Malloy desde Los Angeles contribuyó con este despacho.