Unos 200 nicaragüenses, en su mayoría homosexuales y activistas, marcharon hoy por las calles de Managua contra la homofobia y para demandar respeto por los derechos de la comunidad gay en este país centroamericano.

Con banderas del arcoiris y gritando consignas en las que exigían el fin de la discriminación, los homosexuales y activistas caminaron desde el parque Las Madres hasta la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), en el suroeste de la capital, en una manifestación pacífica sin registro de ningún incidentes.

Al finalizar la marcha, que se dio en el marco del Día Internacional contra la Homofobia, la Lesbofobia y la Transfobia, los manifestantes entregaron a la Procuradora de la Mujer de la PDDH, Débora Grandison, un pronunciamiento titulado "Curas que matan: Una vida sin discriminación es mi derecho".

Tina Porras, coordinadora del Movimiento Feminista por la Diversidad Sexual, lamentó que en Nicaragua aún "exista mucha" discriminación hacia los homosexuales, lesbianas y transexuales, aunque también valoró el esfuerzo que ha hecho el Gobierno para abrir espacios a la diversidad.

En el pronunciamiento, los homosexuales demandaron al Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, la reivindicación de sus derechos, entre ellos, el de acceso a la educación, a la salud, a obtener un trabajo digno, y a una vivienda.

De igual forma, exigieron al Gobierno que se tomen medidas concretas para combatir todas las formas de discriminación en contra de la orientación sexual y equidad de género.

La procuradora Grandison dijo a periodistas que ha habido avances sobre la diversidad sexual en Nicaragua, aunque reconoció que es un país "machista".

"Ha habido avances, aunque no todo está solucionado, porque Nicaragua es una sociedad patriarcal, machista, sujeta a aspectos religiosos", señaló la funcionaria.

El Gobierno de Ortega creó hace dos años la primera procuraduría especial de la diversidad sexual, que preside María Samira Montiel Sandino, para defender los derechos humanos de homosexuales y transexuales.