Estados Unidos puede ahorrar más de 500.000 millones de dólares en los próximos diez años mediante la modernización de los programas públicos de salud, según un informe publicado hoy por la aseguradora médica UnitedHealth.

El documento afirma que el debate nacional sobre cómo ahorrar en los programas federales Medicare (dedicado a las personas mayores) y Medicaid (para las rentas bajas) "se ha centrado mayoritariamente en recortar los beneficios de los pacientes o los pagos a los proveedores".

Por lo contrario, UnitedHealth apuesta por lograr ahorros a través de la puesta en marcha de "mejores prácticas para mejorar la prevención, coordinar los servicios médicos y reformar el sistema de pago" de estos programas, a los que EE.UU. dedica alrededor de un billón de dólares anuales.

"Pruebas del mundo real demuestran que Medicare y Medicaid se pueden modernizar, ayudando a resolver la enorme amenaza fiscal que afronta nuestro país, de una forma en la que ganarían tanto quienes dependen de estos críticos programas como los contribuyentes que los financian", dijo el vicepresidente de la empresa, Simon Stevens.

El informe de UnitedHealth, la mayor aseguradora médica de EE.UU. por ventas, se conoce una semana después de que el Congreso acordara un plan para evitar el llamado "abismo fiscal" que no incluye un alza del límite de endeudamiento público o la reducción del gasto público, que implicará reformas de estos programas.

Según UnitedHealth, EE.UU. puede ahorrar 200.000 millones de dólares en diez años ofreciendo a las personas mayores servicios de gestión de los programas sanitarios, otros 150.000 millones integrando los servicios para los ciudadanos que son beneficiarios tanto de Medicare como de Medicaid, y 50.000 millones con medidas de prevención de la diabetes, entre otras propuestas.

El documento recuerda que alrededor del 75 % del gasto anual en estos programas públicos de salud proviene de "beneficios desfasados en forma de indemnizaciones y reembolsos a los proveedores por pagos por servicio".