Los quince miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom), en su mayoría pequeñas economías de la región, han acordado sumarse a la exigencia de incluir en los paquetes de tabaco mensajes que alerten sobre los efectos nocivos que su consumo tiene para la salud.

Así, y según detalló hoy esa organización, los fabricantes de cigarrillos que quieran vender en esas quince economías, en su mayoría islas del Caribe, también deberán incluir los mensajes que ya se pueden leer en buena parte del mundo y que cubrirán entre el 30 y el 50 % del lateral de las cajetillas.

La medida, que se ajusta a las directrices marcadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para combatir el consumo del tabaco, fue acordada durante una reunión del Consejo de Comercio y Desarrollo Económico de Caricom que tuvo lugar la semana pasada en Guyana.

Los miembros de Caricom son Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.