Las autoridades sanitarias de Paraguay se reunieron hoy para coordinar una mejor notificación de los casos de dengue y alertaron sobre el posible recrudecimiento de los contagios de esa mal, que ya se cobró 70 vidas en lo que va de año.

"Tenemos que estar alertas, estamos atravesando un brote epidémico de dengue, que puede recrudecer (...) Si no nos organizamos bien, podemos recibir al 2013 con una enorme epidemia de dengue, y tenemos que estar preparados en nuestros servicios para dar respuesta", aseveró el ministro paraguayo de Salud, Antonio Arbo.

Arbo habló en esos términos durante la reunión que mantuvo con los encargados de los hospitales estatales, principalmente de Asunción y su vecino departamento Central, donde se registra la mayor cantidad de casos de dengue, según informó el organismo sanitario en un comunicado.

El ministro resaltó la importancia de la notificación oportuna de todos los casos, incluso de los pacientes que presentan síntomas similares a los del dengue, para realizar los bloqueos y frenar la dispersión del virus.

Esa enfermedad, causada por picadura del mosquito Aedes Aegypti, puede ser mortal en su modalidad hemorrágica y tiene como síntomas fiebres altas, dolor de cabeza, vómitos y erupciones en la piel.

Arbo explicó, además, que deben recoger información sobre la zona de residencia del paciente para el envío de cuadrillas de fumigación y prevención de casos.

El dengue se cobró 70 vidas de un total de 29.454 casos confirmados desde el 1 de enero al 1 de diciembre de este año, cifra que supera a los 62 fallecidos de 2011, cuando 42.264 personas padecieron ese mal, según el reporte epidemiológico del Ministerio de Salud.

Los casos fatales afectan este año a Central, con 50 muertes, Asunción (12), Concepción (3), Amambay (3), Alto Paraná (1) y Cordillera (1).

La cantidad de fallecimientos del año en curso refleja un impacto desconocido de la enfermedad en Paraguay, que solo registró casos mortales en 2007 (con 17 fallecidos y 9.040 contagios) y 2010 (con 15 casos fatales de 13.559 en total).

El 27 de noviembre pasado, un contingente de 200 efectivos del Ejército se sumaron a las tareas de prevención y destrucción de los posibles criaderos de mosquitos que centran sus actividades en la capital y municipios vecinos a esta.

El Ministerio de Salud atribuyó la escalada de mortalidad por dengue en los últimos años a la "gran masa afectada de población" que ya padeció la enfermedad una y hasta dos veces, así como la circulación de los "cuatro serotipos" de esa enfermedad.