El decano de la Escuela de Salud Pública de Harvard, el mexicano Julio Frenk, resaltó hoy la importancia de políticas integrales para combatir el sida que incluyan prevención, acceso a medicamentos y lucha contra la discriminación.

Frenk, que fue secretario de Salud de México entre 2000 y 2006, dijo en entrevista con Efe que la epidemia de sida, de la que se cumplen ya tres décadas, "ha supuesto la mayor crisis de salud pública de la humanidad, pero también ha motivado una de las mayores respuestas globales a una enfermedad".

El mexicano remarcó la necesidad de luchar contra el estigma social que supone la enfermedad y recordó que destinar fondos a la lucha contra el sida retribuye positivamente en forma de desarrollo económico y social de un país.

Frenk presidirá en la Universidad de Harvard un simposio los días 1 y 2 de diciembre con motivo del Día Mundial contra el Sida, en el que participarán los más prominentes investigadores implicados en la lucha contra la enfermedad.

En las reuniones se debatirá sobre el progreso obtenido durante 30 años de lucha contra el virus del VIH y se hablará de las medidas y avances necesarios para reducir la mortalidad y mejorar la calidad de vida de los enfermos.

Frenz recordó la necesidad de mantener el flujo de fondos para contener la enfermedad, ya que "no hay que olvidar el reto que supone mantener un tratamiento de por vida", al tiempo que señaló la importancia que ha tenido la ayuda internacional para tratar el sida en África.

El decano dijo se debe ampliar el acceso a los medicamentos a personas pobres y fomentar la "solidaridad social", y celebró las políticas que han adoptado países como México, Brasil o naciones del continente africano.

Frenz comentó el caso de Estados Unidos en el que, según indicó hoy el Centro de Control de Enfermedades, dos terceras partes de los infectados con el VIH en el país norteamericano no se tratan adecuadamente o no toman medidas para prevenir la transmisión.

"El caso de EE.UU. es el reflejo de un problema más general en el que 40 millones de personas no tienen cobertura médica", indicó Frenz, que matizó que la reforma sanitaria de Barack Obama ayudará a resolver ese problema.