El Gobierno de Costa Rica anunció hoy que no descarta pedir ayuda a Colombia y Cuba ante una huelga de anestesiólogos que ha dejado, hasta ahora, más de 1.400 cirugías suspendidas en el sistema público de salud.

El paro de estos especialistas, que reclaman un beneficio adicional en vacaciones, mejoras salariales y arreglos en los quirófanos, lleva seis días y aun no se vislumbra un arreglo con las autoridades de la estatal Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Por esta razón, la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, indicó hoy en rueda de prensa que se está considerando la posibilidad de solicitar ayuda a especialistas de Cuba y Colombia.

Chinchilla criticó fuertemente a los 76 anestesiólogos en huelga y aseguró que no se debe afectar la atención de los pacientes pues la mesa de diálogo se mantiene abierta.

"Me parece inconcebible que aspectos laborales pongan en riesgo la salud de miles de costarricenses", subrayó la mandataria.

La presidenta solicitó además a la CCSS un plan para garantizar, en un plazo máximo de seis meses, la reprogramación de las cirugías para todas las personas que se han visto afectadas por el movimiento.

La huelga de anestesiólogos mantiene paralizadas las intervenciones quirúrgicas en los 29 hospitales públicos del país, que atienden al grueso de la población.

Durante el día de hoy representantes de la Caja y de los anestesiólogos han estado reunidos pero aún no se anuncia ningún resultado de las negociaciones.