Brigadas móviles iniciaron el jueves una campaña masiva de vacunación contra el sarampión que tiene el objetivo de inmunizar a 2,7 millones de niños de entre 6 meses y cinco años de edad.

"La vacuna contra el sarampión tiene una efectividad de entre el 95% y 98% y no representa un riesgo para la salud, si el niño es vacunado nuevamente", destacó, ministro de Salud, David Chiriboga, citado en la página de internet de esa secretaría de estado.

La iniciativa se produce con el propósito de neutralizar un brote que ha dejado 102 menores contagiados hasta el miércoles, la mayor parte localizados en el centro andino de este país.

Una segunda etapa enfocada a inmunizar a menores de 15 años se emprenderá después.

El primer caso detectado, de una variedad de sarampión africano, se produjo a finales de julio en la comunidad indígena de Illahua Chico, 120 kilómetros al sur de Quito.