La mitad de los estadounidenses está a favor de legalizar la marihuana, según una encuesta divulgada hoy que apunta a una aprobación récord del uso de esta droga, que por ahora sólo es legal con fines médicos en 14 estados y en la capital.

El sondeo, elaborado por Gallup, muestra un aumento de cuatro puntos con respecto al año pasado, cuando el 46 por ciento apoyaba la legalización del cannabis en todo el país.

El 50 por ciento de estadounidenses a favor de su despenalización es el porcentaje más alto desde 1969, cuando Gallup comenzó a elaborar las encuestas y el índice de aprobación era sólo de un 12 por ciento.

La proporción de estadounidenses que creen que la marihuana debe seguir siendo ilegal también es la más baja desde entonces, con un 46 por ciento, frente al 50 por ciento de 2010.

"Si la tendencia actual sobre la legalización de la marihuana continúa, podría crecer la presión para modificar las leyes del país para que concuerden con los deseos del pueblo", indicó Gallup en un comunicado.

La firma, que extrajo los resultados de una encuesta sobre crimen realizada entre el 6 y el 9 de octubre, señaló que el mayor apoyo a la legalización proviene de ciudadanos que se declaran liberales, de los cuales un 69 por ciento aprueba la idea.

Entre los jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 29 años, la aprobación también es mayoritaria, de un 62 por ciento, aunque el grupo de edad posterior, el de 30 a 49, muestra asimismo un apoyo sólido a la hipotética medida, del 56 por ciento.

Además, un 57 por ciento de demócratas y un 35 por ciento de republicanos están a favor de la legalización, que también convence a un 57 por ciento de los independientes.

Pese a que el apoyo a la despenalización del uso de la droga ha ido en aumento desde el año 2000, las iniciativas para tratar de legalizar su venta más allá de los fines médicos han tenido un difícil avance.

El fracaso más sonado fue el de la llamada Propuesta 19 de California, que pretendía despenalizar el cultivo, venta, tenencia y consumo de cannabis para mayores de 21 años en el estado, y que fue rechazada en un referéndum el 2 de noviembre de 2010 por un 56 por ciento de los electores.

No obstante, tanto el uso como la aprobación de la marihuana han ido en aumento en el país, donde se ha convertido en la droga ilícita de consumo más común, según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Uso de Drogas y Salud de 2009, elaborada por ese mismo instituto, 16,7 millones de estadounidenses mayores de 12 años habían consumido marihuana al menos una vez en el mes anterior a ser entrevistados.

La encuesta divulgada hoy por Gallup utiliza las respuestas de 1.005 mayores de 18 años de todo el país, con un margen de error de más o menos 4 puntos porcentuales.