El número de nuevos casos de cólera en Haití descendió un 50 por ciento en agosto, al situarse en 20.093 frente a los 40.873 registrados en julio, informó hoy la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah).

La portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de Naciones Unidas, Emmanuelle Schneider, señaló que también el número de fallecimientos ha descendido "de manera significativa" durante ese período, ya que ha pasado de 376 muertes en julio a 298 en agosto.

Además, en el conjunto de los diez departamentos en que se divide Haití se registró una disminución de la tasa de mortalidad, que en el conjunto del país es ahora del 1,4 por ciento.

La epidemia de cólera, declarada a mediados de octubre del pasado año, ha causado la muerte de 6.266 personas y ha afectado a 439.604, según el último informe publicado por el ministerio de Salud de Haití, con fecha 29 de agosto.

Sin embargo, según la OCHA, en Léogâne, Gressier, Petit Goâve y Grand Goâve (departamento Oeste) se produjo un aumento del 20 por ciento de los casos de cólera debido a las fuertes lluvias registradas del 5 al 12 de septiembre.

Diputados de varias localidades alertaron sobre casos de la enfermedad surgidos durante los últimos días, algunos de ellos con consecuencias fatales, como ocurrió en Bainet, donde murieron al menos cinco personas, según fuentes parlamentarias.

La dirección departamental de Salud del departamento del Sudeste tiene previsto crear a medio y largo plazo proyectos encaminados a instalar 50 puntos de hidratación oral y tres unidades de tratamiento de cólera, entre otras iniciativas, según OCHA.

El comunicado destaca la respuesta rápida de las autoridades haitianas con el apoyo de los socios humanitarios y los donantes de fondos, quienes han desembolsado desde principios de año 107 millones de dólares para combatir la epidemia, lo que supone el 97 por ciento de los 110 millones solicitados inicialmente para este fin.