La mitad de los estadounidenses beben diariamente una gaseosa o una bebida azucarada, y algunos toman mucho más, informaron el miércoles autoridades.

Una de cada 20 personas bebé el equivalente a más de cuatro latas de gaseosa (de 355 mililitros o 12 onzas) todos los días, a pesar de que funcionarios del sector salud dicen que la ingestión de bebidas azucaradas debería limitarse a menos de una lata.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus iniciales en inglés) dieron a conocer las cifras en un reporte que se dice es el primero del gobierno que ofrece estadísticas nacionales tanto de adultos como de niños.

Las bebidas endulzadas han sido vinculadas a la explosión de obesidad en Estados Unidos y a problemas médicos relacionados, y funcionarios de salud han instado durante años a la gente a que reduzca ese consumo. Algunos funcionarios han propuesto un impuesto adicional a las bebidas gaseosas, y muchas escuelas han dejado de vender sodas o jugos artificiales.

Pero intercesores dicen que tales esfuerzos no son suficientes, y el miércoles una coalición de 100 organizaciones anunció un nuevo acicate. Los esfuerzos incluyen a la Asociación Estadounidense del Corazón y departamentos de salud de algunas ciudades, quienes planean animar a las compañías a dejar de vender bebidas azucaradas en su propiedades o proporcionarlas en sus reuniones de negocios, como lo hizo en abril el Hospital Carney de Boston. También habrá campañas nuevas en los medios de comunicación, como una que inicia pronto en Los Angeles que preguntará "Si usted no comería 22 bultos de azúcar, ¿por qué los está bebiendo?".

El reporte del CDC también encontró que los hombres consumen más bebidas azucaradas que las mujeres, con los varones adolescentes encabezando la lista. En promedio, los varones entre 12 y 19 años beben el equivalente a casi dos latas de gaseosa por día. Además, la gente pobre bebe más sodas.

___

En internet:

Reporte de CDC: http://www.cdc.gov/nchs