Kenia trata de impulsar la circuncisión en el norte del país ofreciendo 100 chelines (poco más de 70 céntimos de euro) a cada varón que se someta a esta operación que, según las autoridades, puede reducir la tasa de infección del sida en hasta un 60 por ciento.

El Programa Nacional de Control de Sida y Enfermedades Venéreas de Kenia (NASCOP, por sus siglas en inglés) comenzó a usar este incentivo en la región septentrional de Turkana, en vista de que la campaña, iniciada en marzo, ha conseguido operar a sólo 3.000 varones de la zona, publicó hoy el diario local The Standard.

"Esta estrategia nos ayudará a conseguir nuestros objetivos. Cuantas más personas traigas al centro sanitario para el corte (del prepucio), más dinero consigues. Queremos que el programa tenga éxito", aseguró el director del NASCOP, Nicholas Muraguri.

Según Muraguri, la circuncisión no es una práctica habitual en Turkana, por lo que están llevando a cabo una campaña de concienciación en las comunidades locales sobre "los beneficios del corte en la prevención del VIH".

La campaña del NASCOP tiene como objetivo circuncidar a 175.000 hombres de la región en los cinco años que dura el programa.

Según las últimas cifras (de 2009) del Programa de la ONU contra el sida, ONUSIDA, la tasa de prevalencia del VIH en Kenia es de alrededor del 6,3 por ciento.

El anuncio del NASCOP llega después del efectuado en Zimbabue -uno de los países con mayor tasa de infectados de VIH del mundo- por la viceprimer ministra, Thokozani Khupe, quien dijo que todos los ministros del país serían circuncidados "para dar ejemplo".