Una persona de Florida contrajo la fiebre del dengue y las autoridades sanitarias del estado instaron hoy a los residentes a tomar medidas para protegerse contra la picadura de mosquitos, insectos que tienden a reproducirse más en temporada de lluvia.

El caso confirmado es el primero que se registra este año en Marion, en el centro de Florida, y se trata de una persona que contrajo la enfermedad fuera de Estados Unidos, informó Nathan Grossman, director del Departamento de Salud de ese condado, sin suministrar detalles.

Explicó que la enfermedad se puede transmitir de un ser humano a otro por un mosquito que haya picado a una persona con fiebre de dengue y los síntomas son dolor de cabeza, fiebre elevada, mareos, confusión, dolor intenso en las articulaciones y músculos, erupción cutánea y sangrado leve de nariz o encías.

El virus del dengue se transmite a los humanos por la picadura del mosquito Aedes Aegypti que, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), afecta cada año a unos cien millones de personas en el mundo.

El Departamento de Salud del condado de Marion solicitó a la junta de Comisionados autorizar una fumigación en "el sur de Ocala "después de recibir la confirmación de un caso de fiebre del dengue", según un comunicado divulgado por esa agencia gubernamental.

"Solicitamos la fumigación como una medida de precaución. El riesgo de contagio es muy bajo, pero como parte de nuestra misión es proteger la salud de los ciudadanos del condado de Marion estamos tomando pasos adicionales para reducir aún más la posibilidad de contagio", dijo Grossman.

Las autoridades sanitarias advirtieron que no hay vacuna para prevenir el dengue y reiteraron que la mejor defensa contra el virus es la prevención.

"La mejor medida de prevención para los residentes que viven en áreas infestadas con mosquitos que porten el virus del dengue es eliminar los lugares donde colocan sus huevos, principalmente envases con agua", recomendaron.

Otras medidas son usar camisas de mangas largas, pantalones, medias y zapatos si las personas estarán fuera de sus casas cuando los mosquitos están más activos.

Un brote de dengue se registró en Florida en 1935, cuando 15.000 residentes del condado de Miami-Dade resultaron infectados con la enfermedad.