El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) suscribió hoy en Managua un acuerdo con la Asamblea Nacional de Nicaragua dirigido a impulsar la aprobación de una ley de prevención del VIH y reforzar la legislación para proteger a niñas de abusos sexuales.

El convenio, suscrito por la japonesa Junko Sazaki, representante del UNFPA en Nicaragua, y el sandinista René Núñez, presidente del Congreso nicaragüense, incluye un fondo semilla de 13.000 dólares que la agencia internacional aportará para financiar la asistencia técnica para la elaboración de la ley de prevención del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El número de portadores del virus del sida detectados en Nicaragua aumentó a 6.122, unos 1.338 más que los casos registrados hace un año, según informó el pasado mayo el Ministerio de Salud (Minsa).

La presencia del virus fue descubierta en Nicaragua en 1987, y desde entonces han fallecido 887 personas por esta enfermedad, de acuerdo a los datos oficiales.

Respecto a la violencia sexual, Sazaki expresó que existe "muchas inquietudes" por los embarazos entre adolescentes de 15 años o menos en Nicaragua.

"Presumimos que muchas veces es por violencia, no es por consenso. Entonces debemos proteger los derechos de las niñas, para que no ocurra violencia sexual", dijo la representante del UNFPA.

De acuerdo a cifras de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Nicaragua, el 30 por ciento de los embarazos ocurre en adolescentes.

Sazaki también abogó por una ley que asegure el acceso de los jóvenes a la educación, salud y empleo.

Según el UNFPA, En Nicaragua un 25 por ciento de la población tiene entre 10 y 19 años, es decir 1,4 millones de los 5,7 millones de habitantes que registra este país centroamericano.