Más de 80 organizaciones no gubernamentales de Argentina, donde 40.000 personas mueren cada año a causa del tabaquismo, reclamaron hoy que el Parlamento ratifique el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS para que rija en el país, el único de Latinoamérica que incumplió con ese compromiso.

Las ONG integran la Coalición para la Ratificación del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), que en 2003 fue firmado por el entonces Gobierno del fallecido Néstor Kirchner, pero que aún espera ser ratificado por el Parlamento, paso previo a su entrada en vigor.

"El CMCT es el primer tratado internacional de salud pública que proporciona un marco legal internacional para el control del tabaco y constituye una solución efectiva y de bajo costo para reducir las enfermedades, muertes, daños al ambiente y a la economía causados por el consumo de tabaco", indicaron las entidades en un comunicado.

Argentina, donde fuma el 30 por ciento de la población adulta, es el único país de América Latina que no firmó el Convenio Marco para el Control del Tabaco que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó a principios de la década y que ha sido ratificado por 172 países.

Desde 2003, "han muerto en nuestro país más de 320.000 personas por enfermedades vinculadas al tabaco", entre ellas, no fumadores que contraen afecciones por exposición al humo de tabaco ajeno, advirtieron.

"Este hecho implica además un enorme costo económico para tratar las enfermedades causadas por el tabaquismo que se estima (en ese período) en 7.000 millones de pesos (1.700 millones de dólares), añadieron.

Las entidades indicaron además que las personas "más pobres son las más afectadas por la epidemia de tabaco y las que más se beneficiarán con la puesta en marcha de las políticas que establece el CMCT".

La OMS señaló el pasado viernes que Latinoamérica ha hecho importantes progresos en el desarrollo de legislaciones para luchar contra el tabaquismo, aunque consideró que aún quedan problemas como la agresividad de la industria o el comercio ilícito.

Según un estudio divulgado en 2009 por la Fundación Mundial del Pulmón, Argentina encabeza el ránking de consumo per cápita de tabaco en América Latina, con una cifra de 1.014 cigarrillos por año por cada habitante mayor de 15 años.

El Gobierno prohibió este mes "la comercialización y el uso" del denominado "cigarrillo electrónico" por no considerarlo un método seguro y eficaz para dejar de fumar.

Entre las organizaciones que integran la coalición se encuentran la Fundación Cardiológica Argentina, la Unión Antitabáquica Argentina, la Asociación Argentina de Tabacología, la Fundación Favaloro y la Fundación Interamericana del Corazón, entre otras.