En el Día Mundial sin Tabaco, uno de los rompecabezas de Ecuador es cómo conseguir que baje el consumo de cigarrillos entre los adolescentes, quienes fuman más que los adultos, informó hoy el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Patricio Jácome, responsable del programa de control y de prevención del tabaquismo del Ecuador del MSP, detalló a Efe que en 2010 el 22 % de los mayores de 18 años se consideró fumador, mientras que entre los adolescentes de entre 13 y 15 años esta cifra era del 26 %.

En comparación, en 2007 el 18,4 % de los ecuatorianos adultos se declaró fumador, frente al 27,9 % de los chicos entre 13 y 15 años, y el 20 % de las chicas de esta misma edad, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Jácome afirmó que entre los jóvenes de 16 y 17 años el hábito de fumar es "un poco más elevado" que entre los adolescentes tempranos, pero dijo no disponer de cifras exactas al respecto.

El funcionario consideró que los adolescentes consumen más tabaco que los adultos a causa de "la publicidad engañosa" de las marcas de cigarrillos, que venden este producto como "la solución" para estar acorde "con la moda y el ritmo actual de vida".

Para prevenir el consumo de tabaco, el MSP lleva a cabo programas de capacitación entre los adolescentes y ha establecido espacios libres de humo, especialmente en edificios públicos como centros educativos, médicos o edificios laborales, explicó Jácome.

Además, dijo esperar que la próxima semana la Asamblea Nacional apruebe un proyecto de ley que prohíbe la publicidad de tabaco en el país y ordena que los paquetes de cigarrillos vayan acompañados de advertencias sanitarias dibujadas y no únicamente por escrito, como sucede ahora.

La OMS celebró hoy el Día Mundial sin Tabaco, una adicción que esta organización considera que es una "de las epidemias" más graves del planeta, puesto que es la segunda causa de muerte en el mundo.

Ecuador ratificó en 2006 el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), un acuerdo para controlar el consumo de este producto, detalló el MSP en su web.

Algunas de las medidas que se proponen en este acuerdo son el aumento de los impuestos a los cigarrillos, la prohibición de las actividades de publicidad, promoción y patrocinio de las tabaqueras, así como que haya advertencias en las cajetillas, explicó el ministerio.