El organismo estatal encargado de combatir el consumo de tabaco en Honduras denunció hoy que recibe presiones de empresas tabacaleras e incluso diputados del Parlamento para que "ablande" la ley antitabaco vigente en el país.

"Hemos estado siendo presionados por las tabacaleras y por uno o dos diputados que quieren que dobleguemos el esfuerzo que el Ihadfa (Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia) ha hecho en estos meses, que nos ablandemos", aseguró el director de esa institución, Rony Portillo.

El propósito de esas presiones es "que no hagamos las cosas conforme a ley", añadió el funcionario en rueda de prensa con motivo de celebrarse hoy el Día Mundial sin Tabaco, aunque no identificó a esas empresas ni a los diputados del Congreso Nacional.

"La respuesta nuestra fue que definitivamente no tenemos ni una tan sola posibilidad de ablandar el esfuerzo que hemos estado realizando en estos meses, no tenemos ni una tan sola posibilidad de dar espacio a que se viole la ley", remarcó Portillo.

El funcionario explicó que esas presiones se relacionan con la Ley de Control del Tabaco vigente desde el 21 de febrero pasado y que prohíbe fumar en lugares cerrados, incluidos discotecas y bares, y hasta en algunos espacios públicos.

Dicha ley prohíbe, asimismo, la publicidad del tabaco en todas sus formas y establece sanciones económicas contra las personas, instituciones y empresas públicas o privadas que la infrinjan e incluso el cierre de negocios.

Además, obliga a que las cajetillas de cigarrillos muestren imágenes de los efectos del cáncer de pulmón y prohíbe la venta de cigarrillos al menudeo y a menores, entre otras disposiciones.

Portillo informó que el reglamento de la ley ya está elaborado y sólo faltan las firmas del ministro hondureño de Salud, Arturo Bendaña, y del presidente Porfirio Lobo para aplicarlo.

El director del Ihadfa dijo que "falta mucho más que hacer, pero hay satisfacción" por la vigencia de la ley porque está contribuyendo a que haya más espacios libres del consumo de tabaco.

Gracias a esta normativa, "en los próximos años estaremos viendo la disminución en la casuística de cáncer, de infartos al corazón, de derrames cerebrales, de impotencia sexual" y otros problemas de salud provocados por el tabaco, auguró.

En Honduras se registran entre 6.000 y 8.000 personas que mueren al año por enfermedades causadas por el consumo de tabaco, según datos del Ihadfa.

Portillo comentó además que, "de 10 personas que tienen cáncer de pulmón, dos de ellas son personas que no han sido fumadoras sino que conviven o han convivido con fumadores", lo que calificó de "alarmante".

Por su parte, la Alianza Hondureña Antitabaco, integrada por organizaciones sanitarias, educativas y sociales, también celebró el Día Mundial sin Tabaco con una marcha y otras actividades en el sector céntrico de Tegucigalpa.