El fuerte golpe que le propinó Juan Manuel Márquez a Manny Pacquiao el pasado sábado en el MGM Grand de Las Vegas, le llevó a 120 días de suspensión al filipino.

La Comisión Atletica de Nevada tomó las medidas preventivas, donde los primeros 90 días deberá evitar cualquier contacto o hacer actividad física relacionada con el boxeo.

Al mismo tiempo, la promotora Top Rank planea practicarle extensivos exámenes cerebrales en una clínica de Cleveland a Pacquiao.

Con esta suspensión de cuatro meses, Manny Pacquiao podrá regresar a los cuadriláteros hasta el 20 de abril de 2013, quien a su llegada a su país natal mencionó que esperaba una quinta pelea contra el 'Dinamita'.