MANILA, Filipinas.- La madre de Manny Pacquiao pidió públicamente a su hijo que deje el boxeo y se dedique a la política, luego del humillante KO que le aplicó la noche del sábado el mexicano Juan Manuel Márquez en Las Vegas, aunque el boxeador tagalo ya pidió la revancha al azteca.

"Ya es suficiente. Si de mí dependiera, haría que se retire de la actividad", dijo Dionisia, madre de Manny, en una entrevista televisiva con ABS-CBN, reporta la web filipina rappler.com.

"El es un político. Debería centrarse en servir como tal", puntualizó.

Aún aturdido por el poderoso golpe recibido, 'Pacman' pidió la revancha ante Márquez, en lo que sería el quinto combate entre ambos.

Márquez dijo que "analizará" el posible quinto choque entre ambos.

"Ahora vamos a descansar, despues, platicar con la familia y ver que es lo que viene", dijo Márquez, quien fulminó a Pacquiao con un poderoso golpe de derecha que derribó al filipino por segunda vez en la pelea. La segunda fue definitiva, a los 2:59 minutos del sexto asalto del duelo celebrado en Las Vegas, Nevada.

El filipino dijo que le gustaría pelear por quinta vez con Márquez: "Si nos dan la oportunidad, pelearemos otra vez".

El promotor Bob Arum agregó que podría considerar una quinta pelea, y Pacquiao, todavía aturdido, pareció coincidir: "¿Por que no?", contestó.

Pacquiao, de 33 años, ex campeón mundial de los Welters (versión OMB), al menos se llevó una bolsa de 25 millones de dólares además de la humillante derrota.

Pero ya nada parece ser como antes: fue su segunda caída al hilo, despues de la sufrida en junio pasado (en decisión controvertida) ante el estadounidense Tymothy Bradley.