El exdictador panameño Manuel Antonio Noriega fue trasladado el martes a un hospital de la capital panameña para una revisión médica de rutina, informó una fuente del sistema penitenciario.

La fuente, que pidió reserva de su nombre por no estar autorizada a informar sobre el tema, dijo a The Associated Press que Noriega, de 80 años, fue sometido a exámenes médicos programados previamente.

"Eso ocurre regularmente con otros privados de libertad", dijo la fuente, que no dio detalles sobre los chequeos que se le hicieron al ex hombre fuerte de Panamá.

Ni el hospital ni el equipo de médicos privados del exdictador respondieron de inmediato consultas telefónicas de AP para conocer detalles de la revisión.

Desde que fue repatriado desde Francia en diciembre de 2011 Noriega ha sido hospitalizado un par de veces por problemas respiratorios y una dolencia neurológica.

Noriega fue depuesto por la invasión de Estados Unidos el 20 de diciembre de 1989 y trasladado semanas después a ese país que lo condenó en un tribunal por narcotráfico y lavado de dinero.

La familia de Noriega ha pedido a las autoridades que le otorguen prisión domiciliaria alegando que su salud es frágil.