La nadadora mexicana Fernanda González, triple medallista de los Panamericanos del 2011, aseguró hoy que llegará en su mejor forma a los juegos regionales de Veracruz 2014, y afirmó que los deportistas locales podrán tener ventaja al competir en casa.

"Llegaré bien, he mejorado mucho en el último año, pero no me gustaría pronosticar cuántas finales podré ganar, solo sé que en Veracruz los mexicanos tendremos una gran ventaja por estar en nuestra casa", dijo a Efe la deportista de 24 años.

González entrena desde el año pasado en la Universidad de La Florida y el pasado 24 de abril, un día antes de su cumpleaños, logró su primer gran triunfo con el club 'Gators' al ganar el Grand Prix de Mesa con 1:01.58, seguido de las estadounidenses Cheyenne Coffman (1:02.25) y Clara Smiddy (1:02.40).

"Esa medalla me supo bien, nunca había ganado un Grand Prix; se han visto los efectos del cambio y que estoy haciendo las cosas bien", explicó.

González será una de las candidatas al título de reina de los Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014 que se celebrarán del 14 al 30 de noviembre próximo, y la líder del equipo de natación de su país al competir en 50, 100 y 200 metros espalda, 50 y 100 libres, 50 mariposa y 200 estilos.

"En noviembre tendré la energía extra de competir por México; competiré delante de mi familia y mis amigos, con todo a favor, un ambiente similar al de los Panamericanos de Guadalajara", dijo.

Fernanda reconoció que los Juegos de Veracruz serán duros con figuras de nivel mundial como su compañera del equipo 'Gators', la venezolana Andreina Pinto, aunque en su especialidad, el estilo espalda, las rivales más difíciles serán la colombiana Carolina Colorado y la guatemalteca Gisela Martínez.

Hace cuatro años Gisela Martínez se impuso en 50 y 200 espalda en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, mientras la mexicana solo fue mejor en 100 metros, como consecuencia de haber competido en condiciones adversas.

En su viaje a Puerto Rico, González iba en el avión que tuvo desperfectos mecánicos, comenzó a echar humo y debió aterrizar de emergencia, lo cual provocó que llegarán a la competencia tres días después de lo planificado.

"Pocos saben lo que sucedió entonces, nos levantaron tres días seguidos a las cuatro de la madrugada y pasamos hasta ocho horas e aeropuertos, sin comer, sin dormir y sin hidratarnos y eso se vio en los resultados", dijo.

Hace unas semanas en el Campeonato Nacional de México, González hizo el mejor registro de su vida en 50 metros espalda, 28.76 segundos, lo cual le hace pensar que en cuatro meses estará en posibilidades de mejorar mucho en Veracruz.

"Si bajé en 50 metros, tendré más margen para hacerlo en 100 y 200 y trabajaré muy fuerte para estar en mi mejor momento de forma, aunque la idea es mejorar más de aquí a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro", concluyó. EFE

gb/jth/car