La Federación Argelina de Fútbol deberá pagar una multa después de que hinchas de ese país encendieron bengalas y bombas de humo durante el último partido de la selección en la primera ronda del Mundial, ante Rusia.

La FIFA anunció el lunes la multa por 50.000 francos suizos (56.400 dólares), al considerar que la Federación "era responsable por la conducta indebida entre su grupo de seguidores".

Argelia enfrentaba el lunes a Alemania por los octavos de final en Porto Alegre.

Durante el partido del jueves, algunos hinchas apuntaron además sus bolígrafos de rayos láser hacia el arquero ruso Igor Akinfeev , antes de que Argelia anotara para rescatar el empate 1-1 en Curitiba.

El técnico de Rusia, Fabio Capello, dijo que Akinfeev quedó "cegado momentáneamente por el láser".

Es común que los hinchas argelinos lleven fuegos artificiales al estadio.

Durante un partido amistoso frente a Rumania en Ginebra, Suiza, el árbitro amenazó con suspender las acciones por los desórdenes que causaron los seguidores de Argelia.