Ocho personas, entre ellas cinco profesores, fueron arrestadas luego de que se detectara un fraude escolar a raíz del cual miles de estudiantes debieron repetir sus pruebas para el ingreso a la universidad, un caso ampliamente difundido en Cuba.

Una información oficial firmada por varios ministerios, incluyendo el del Interior, dio cuenta de las detenciones tras varias semanas de investigaciones luego de que se detectara que los exámenes de matemática, español e historia -de obligatoria aprobación para ingresar a la educación superior- fueran sustraídos y comercializados.

"Como resultado de las investigaciones practicadas hasta el momento por las autoridades competentes, han sido detenidos por el Órgano de Instrucción del Ministerio del Interior ocho personas, todos involucrados de manera directa en la filtración y venta de las pruebas", expresó el comunicado difundido por los medios de prensa cubanos.

Miles de alumnos del grado 12 del preuniversitario de la capital debieron repetir sus exámenes en mayo en medio del escándalo desatado por la información sobre la venta de las pruebas que los habilitaría a continuar sus estudios, todos estatales en Cuba.

"Entre los detenidos, quienes confesaron su participación en estos lamentables hechos se encuentran cinco profesores de preuniversitario, una metodóloga provincial y un trabajador de una imprenta del Ministerio de Educación Superior que sustrajo los exámenes de Matemática, Español e Historia, además de una persona no vinculada al sector educacional", indicó la nota.

Este comunicado, que no dio los nombres de los implicados o detalles sobre cómo sucedieron los hechos, indicó además que se realiza el proceso ante la Fiscalía para presentarlo a los tribunales.