Omar Infante, de los Reales de Kansas City, fue golpeado en la cara por un lanzamiento de Heath Bell, relevista de los Rays de Tampa Bay, y debió abandonar el juego del lunes.

El venezolano salió de inmediato del parque en la séptima entrada, por su propio pie aunque ayudado por los kinesiólogos Nick kenney y Kyle Turner. Infante, golpeado en la mejilla izquierda, escupía sangre y presentaba también una hemorragia en la frente.

Se le proporcionó una toalla, y el pelotero la presionaba contra su rostro.

Danny Valencia entró a correr en el lugar de Infante, quien firmó un contrato por cuatro años y 30,25 millones de dólares con los Reales en diciembre, luego de batear para .318 la campaña anterior, con Detroit.