La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) de México presentó hoy ante la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) una denuncia en contra de quien o quienes resulten responsables de posibles delitos contra la economía nacional, por el excesivo precio del limón.

Luis Fernando Méndez, director general de lo Contencioso y de Recursos, y Salvador Farías, subprocurador de Verificación de Profeco, presentaron a la PGR el expediente en que se demuestran actividades violatorias del artículo 253 del Código Penal Federal y del artículo 28 de la Constitución, refirió la Profeco en un comunicado.

El artículo 253 del Código Penal señala que se sancionará la venta con inmoderado lucro de artículos de consumo necesario o generalizado con prisión de tres a 10 años y multas de 200 a mil días de salario mínimo, precisó.

A su vez, el artículo 28 constitucional prohíbe, entre otras cosas, "todo acuerdo, procedimiento o combinación de productores, industriales, comerciantes o empresarios de servicios, que de cualquier manera hagan, para evitar la libre concurrencia o la competencia entre sí o para obligar a los consumidores a pagar precios exagerados".

El organismo público defensor de los consumidores indicó que la denuncia está respaldada por estudios que consideran al limón como producto de consumo necesario y generalizado, "que sufrió una excesiva variación de precio en lo que va de este año, derivado de acciones que con inmoderado lucro han realizado productores, distribuidores y comerciantes del cítrico".

La Profeco "empezó el proceso acusatorio en ejercicio de sus facultades y su obligación de denunciar hechos delictivos que afectan el consumo y la riqueza nacionales, y con ello iniciar una investigación que deslinde responsabilidades de los participantes en la producción, distribución y comercialización del limón en territorio nacional", acotó.

Los precios del limón han tenido incrementos de hasta 200 % en los mercados nacionales desde diciembre pasado, llegando en algunos casos a 80 pesos (6,11 dólares) por kilogramo.

En los últimos días los precios han oscilado entre 30 y 60 pesos (2,3 y 4,6 dólares) por kilo.

Los analistas han citado diversos factores para los aumentos en el costo de un producto que los medios ya denominan sarcásticamente "oro verde". Entre ellos mencionan la enfermedad del "dragón amarillo", provocada por la bacteria Candidatus liberibacter, que afectó los cultivos el año pasado.

También señalan las torrenciales lluvias de 2013, los abusos de intermediarios y las extorsiones del crimen organizado a los productores, que a su vez trasladan los costos extra a la cadena de abasto.

El presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, Gerardo López, dijo recientemente que el alza ha afectado al 35 % del comercio establecido en la capital del país, incluyendo restaurantes, fondas y otros negocios que usan el cítrico en la elaboración de sus productos o lo ofrecen de forma gratuita a sus clientes. EFE