El canciller de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, destacó hoy que su país ha llegado a un "alto nivel de paridad" con Portugal en el comercio, de manera que las exportaciones lusas han superado por primera vez las brasileñas.

Figueiredo resaltó la "intensificación" de este intercambio comercial entre Portugal y Brasil en una comparecencia en Lisboa junto al ministro portugués de Asuntos Exteriores, Rui Machete.

En la primera visita a Lisboa desde que fue nombrado en septiembre de 2013, el canciller brasileño destacó que "mucho se ha hecho y mucho hay por hacer" en materia económica y alabó junto a Machete los "progresos significativos" en la agenda bilateral.

Las buenas relaciones diplomáticas entre ambos países, a los que unen siglos de historia, lengua y cultura, se han reflejado en ese fluido intercambio comercial.

El año pasado, Portugal registró el primer excedente comercial favorable en las últimas décadas, algo que Figueiredo resaltó como un síntoma de "paridad".

Según datos oficiales, las exportaciones portuguesas a Brasil crecieron en 2013 cerca del 9 % hasta los 750 millones de euros. En dirección contraria, Brasil exportó a Portugal por valor unos 630 millones de euros, un 47,7 % menos que en el 2012.

"Existen hoy 600 empresarios portugueses en Brasil y sin duda Portugal es una ruta preferencial de los brasileño en Europa", afirmó el jefe de la diplomacia brasileña en rueda de prensa.

Por su parte, Machete subrayó la importancia de la "regularidad de relaciones" entre ambos países y apuntó que aún hay "un gran margen para progresar" en el apartado de las exportaciones.

La reunión sirvió para la firma de un acuerdo para reducir las barreras fitosanitarias en Brasil para los productos portugueses y para revisar los progresos en el acuerdo de comercio entre la UE y el Mercosur (Mercado Común del Sur).

Ambos ministros coincidieron en que las negociaciones entre Bruselas y el bloque suramericano están "bien encaminadas" y se finalizarán "los más rápidamente posible", aunque ambas partes aún estudian las propuestas concretas,.

Figueiredo subrayó que la reunión prevista para este viernes con representantes de la UE en Bruselas servirá para entrar en una "fase final" del acuerdo.

Los cancilleres resaltaron la buena relación en el área de educación entre ambos países, en especial la movilidad de estudiantes y el intercambio de investigación científica en el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología de Braga (norte de Portugal).