Con un hombre menos, Borussia Moenchengladbach venció el sábado como visitante a Borussia Dortmund por 2-1, lo que dejó al imparable e invicto Bayern Munich cada vez más cerca del título en la Bundesliga.

El brasileño Raffael puso al Gladbach en ventaja a los 31 minutos y Max Kruse quebró su sequía goleadora del año para aumentar la ventaja los 40. El volante Havard Nordveit fue expulsado por segunda tarjeta amarilla a los 69, y ocho minutos después el suplente Milos Jojic descontó.

Bayern recibía más tarde a Bayer Leverkusen y, de ganar por decimoséptima jornada consecutiva, daría al campeón vigente 23 puntos de ventaja sobre Dortmund con nueve partidos por jugar.

Mainz superó una desventaja de dos tantos para golear 4-2 al Hoffenheim, Werder Bremen empató 1-1 con Stuttgart, Wolfsburgo se conformó con un empate en un gol con el colero Eintracht Braunschweig, y Hertha Berlin perdió en su casa 3-0 con Hannover.

Moenchengladbach puso fin a nueve jornadas sin victorias. Los visitantes incluso pudieron haber anotado antes, a los 12 minutos, cuando Patrick Herrmann disparó apenas desviado. Pero por otra parte tuvo que depender poco después de Marc-Andre ter Stegen para salvarse de un remate envenenado de Mats Hummels.

Pierre-Emerick Aubameyang le sacó chispas al travesaño, Herrmann tomó el rebote y lanzó un centro, que Raffael conectó de cabeza para meter la pelota junto al segundo palo.

Kruse anotó engañando al defensor de Dortmund Lukasz Piszczek y al arquero Roman Weidenfeller con dos fintas antes de rematar.

Ter Stegen voló para negar un gol que parecía cantado de Robert Lewandowski en la segunda etapa, antes que Nordveit se ganara su segunda e innecesaria tarjeta amarilla.

El gol de Jojic fue un mero consuelo después que una pelota que entró al arco a los 88 minutos impulsada por Marvin Duckksch fue invalidada por infracción de Lewandoski sobre Ter Stegen.

Por otra parte el volante de Hoffenheim Sead Salihovic erró un penal a los 2 minutos, pero su equipo de todos modos se puso en ventaja con goles de buena factura de Eugen polasni a los 49 y Roberto Firmino a los 53.

Pero la defensa local se derrumbó cuando Eric Maxim Choupo-Moting descontó a los 67. Entonces vino una seguidilla de goles de Benedikt Saller a los 73 y Shinji Okazaki a los 75 y en tiempo de descuento.