Después de su resonante victoria sobre los Lakers por el mayor margen de triunfo en la historia del equipo, los Clippers de Los Angeles batallaron hasta el final contra los Hawks de Atlanta al perder una ventaja de 11 puntos en el último cuarto.

Blake Griffin consiguió 27 puntos y ocho rebotes, Chris Paul logró 19 unidades, incluida una bandeja que dio la ventaja en el último minuto, y los Clippers derrotaron el sábado 109-108 a los Hawks en lo que fue su séptima victoria consecutiva, su racha más alta en la campaña.

"En el vestuario, casi sentí como si hubiéramos perdido, porque esperábamos mucho de nosotros mismos", expresó Paul. "Sin embargo, lo importante del juego es ganar. Así que obviamente estamos contentos por la victoria. Pero hay muchas cosas que necesitamos corregir", apuntó.

DeAndre Jordan aportó 13 tantos y 12 rebotes para los Clippers, líderes de la División del Pacífico, en tanto que su compañero Matt Barners logró 17 unidades en la víspera de su 34to cumpleaños.

Los Angeles acertaron 53,2% de sus tiros de campo y mejoraron su foja a 22-1 cuando tienen una eficacia de al menos 50%.

"Los Clippers son en verdad un equipo peligroso", dijo Kyle Korver, de Atlanta. "Intentamos neutralizarles sus rompimientos para puntos, tuvieron una pequeña racha en el tercer cuarto e hicieron con Blake y Chris un par de jugadas que nos hicieron daño. Salvo nada más, creo que jugamos bien", agregó.

Griffin hizo buenos 11 de 19 lanzamientos y amplió a 22 su racha de partidos en los que logra al menos 20 puntos, la mejor de su carrera.

Jamal Crawford entró de sustituto y anotó tres puntos en 10 minutos después de que no jugara tres encuentros debido a un esguince en la pantorrilla izquierda.

DeMarre Carroll anotó 19 puntos para Atlanta, que ha perdido 14 de 15 encuentros y seis de manera consecutiva.

Los Hawks acusan un declive de cuatro partidos arriba de .500 a 26-35 en esta súbita caída libre, aunque continúan en octavo sitio en la Conferencia del Este, dos y medio juegos arriba de Detroit en la búsqueda de la última plaza para la postemporada.

Los Clippers habían perdido siete de sus últimos nueve partidos, incluido el revés por 107-97 que les propinaron de visitantes el 4 de diciembre en Atlanta. Barnes no jugó ese encuentro debido al desgarre de retina en su ojo izquierdo.

"Lo primero que uno hace es ver la anterior ocasión que los enfrentamos y aquella noche (los Hawks) fueron un buen equipo de basquetbol", dijo el entrenador de los Clippers, Doc Rivers.

"Estaban jugando muy bien en aquel entonces, después de súbito tienen momentos difíciles. Mucho de eso se debe a la confianza. Cuando comienzan las derrotas, comienzan las presiones. También hicieron muchos canjes y movimientos de jugadores, y creo que eso afecta a cualquier equipo", afirmó.

Los Hawks han perdido sus últimos 10 partidos de visitantes, su racha más prolongada desde que cayeron en sus últimos 13 encuentros en la campaña 2006-2007.

En otros resultados de la jornada, Utah 104, Filadelfia 92; Nueva York 107, Cleveland 97; Memphis 111, Charlotte 89; San Antonio 121, Orlando 112, y Washington 114, Milwaukee 107.