El presidente de Cuba, Raúl Castro, llegó hoy a Caracas para asistir a los actos de conmemoración del primer aniversario de la muerte del fallecido gobernante Hugo Chávez y se dirigió directamente a la tumba del que fue presidente de Venezuela de 1999 a 2013.

El gobernante cubano se traslado al Cuartel de la Montaña, donde reposan los restos de Chávez (oeste de Caracas) y colocó una rosa blanca sobre su féretro.

Además de Castro está previsto que asistan a los actos en Caracas los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Nicaragua, Daniel Ortega, y representantes de otros gobiernos de la región.

Evo Morales manifestó este martes a su llegada su apoyo al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuyo gobierno enfrenta desde hace tres semanas protestas, que en algunos casos han derivado en hechos de violencia que ya han dejado 19 muertos y más de 250 heridos.

Morales dijo anoche que está convencido de que los problemas en el país caribeño "vienen del imperio norteamericano, después de que Celac se reúne en La Habana, Cuba", en alusión a la reciente cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.

Entre tanto, en varias urbanizaciones del país grupos de opositores cortaron el paso por las calles en protesta por los actos de conmemoración del aniversario de la muerte de Chávez y la presencia de Castro en el país.

El Gobierno venezolano recuerda hoy la muerte de Chávez con un nutrido programa de actos que incluyen un desfile militar y una ceremonia en el Cuartel de la Montaña, en Caracas, donde reposan los restos del líder de la Revolución Bolivariana.