La petrolera española Repsol donó hoy 143.000 dólares a la Cruz Roja de Bolivia para financiar la atención a mil familias damnificadas por las graves inundaciones que afectan desde hace semanas al país andino y en especial al departamento amazónico de Beni.

El gerente de Comunicación y Relaciones Externas de Repsol Bolivia, Mauricio Mariaca, hizo entrega en La Paz de la donación al presidente de la institución humanitaria, Abel Peña y Lillo.

Con los recursos se pondrá en marcha un plan para atender a un millar de familias del pueblo amazónico de Reyes, uno de los que más sufre por la inundaciones, según explicó la Cruz Roja Boliviana.

El proyecto durará dos meses y consistirá en la entrega a cada familia de 45 kilos de alimentos y productos de higiene.

Mariaca dijo que se trata de una "pequeña ayuda ante la magnitud del desastre que están enfrentando miles de familias", pero expresó su confianza en que supondrá un alivio para los necesitados.

Además del aporte institucional, los empleados de Repsol donaron a la Cruz Roja 2.500 dólares para la adquisición de alimentos.

Las lluvias y las inundaciones en Bolivia han dejado hasta ahora al menos 57 fallecidos y 59.822 familias damnificadas.

Según un reporte oficial, Bolivia está recibiendo ayuda de Argentina, Brasil, Colombia, España, Reino Unido, Perú y organismos como Naciones Unidas, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).