El traje de velour color vino de Christian Bale con un pañuelo está junto al elegante vestido de estampado de leopardo que usó Jennifer Lawrence en "American Hustle" ("Escándalo Americano") y cinco de los atrevidos vestidos que lució Amy Adams en la misma película.

Los vestuarios nominados al Oscar están entre las estrellas de la 22a exposición anual de arte de diseño de vestuario para cine del museo FIDM, que incluye muestras de las cinco películas que compiten este año por el Oscar en esa categoría: "American Hustle", "12 Years a Slave" ("12 años esclavo"), "El gran Gatsby", "The Invisible Woman" y "The Grandmaster" ("El gran maestro"). La exposición gratuita, abierta al público hasta el 26 de abril, también incluye decenas de diseños de otras películas populares como "El Hombre de Acero" y "Los juegos del hambre: En llamas".

El curador Kevin Jones y su equipo predijeron inadvertidamente a los nominados cuando pidieron los vestuarios hace meses.

"Me encantaría decir que tenemos un montón de información clasificada y que es ultrasecreta y que hay un bunker bajo tierra donde nos reunimos todos", dijo. "Pero en realidad es una suerte educada".

Mientras iban viendo películas a lo largo del año, iban marcando los vestuarios que "hacen que esos personajes salten de la pantalla", dijo Jones. Tienen un ojo entrenado para la excelencia que suele coincidir con la rama de diseñadores de vestuario de la academia.

Los nominados de este año son muy diversos: incluyen vestuarios de la Inglaterra de 1850, la China de 1930 y la Nueva York en 1978, lo que según Jones refleja el reconocimiento a la cada vez mayor sofisticación de los diseñadores para crear modelos realistas o estilizados para una era u atmósfera específica.

"No es tanto que sea una película histórica que se desarrolla en el siglo XVIII o el XIX y que por eso vale la pena que la nominen", dijo al tiempo que agregó que algunos de los atuendos de "American Hustle" son piezas originales de los 70. "Me encanta porque es (reconocer) un rango más amplio de lo que representa el diseño de vestuario".

Michael Wilkinson, quien creó el vestuario de "American Hustle", dijo que era emocionante ver su trabajo exhibido en un museo.

"Es genial ver los trajes alineados", dijo. "Porque cuando estás en el set nunca puedes ver cinco vestidos de Amy Adams a la vez". Está el vestido dorado con franjas negras que combinó con un saco de piel, el vestido envolvente turquesa que acompañó con un bolso de Gucci de pitón y el favorito de Wilkinson: un vestido con lentejuelas plateadas y escote hasta el ombligo.

"Fue algo que diseñé para la película, específicamente para ella", dijo. "Sabíamos que teníamos que generar gran impacto con este vestuario en la cinta y su corte impactante y la tela que encontré, que tenía la cantidad exacta de elástico y transparencia para envolver todos los puntos clave, creo que fue un momento muy memorable".

Wilkinson, entre cuyos créditos destacan "TRON: Legacy" y las dos cintas de "Crepúsculo, Amanecer", dijo que quedó impresionado con los trajes de "The Grandmaster", que también compiten por el Oscar.

"Se desarrolla en China, en el norte y el sur en la década de los 30 y los 40, y el diseñador hizo un gran trabajo para capturar todos los mundos diferentes. La belleza de las telas es increíble y es una verdadera lección sobre movimiento de telas porque es una película sobre artes marciales, así que todo vuela y tiene un aspecto muy dramático", dijo. "Estoy muy complacido porque una película con tanto mérito haya llegado a la cima".

___

Sandy Cohen está en Twitter como www.twitter.com/APSandy