Miami, 12 feb (EFEUSA).- El cantante puertorriqueño, Ricky Martin, empezó hoy la producción del tema "Vida", canción seleccionada en el concurso Supersong como uno de los temas oficiales del Mundial de fútbol que se celebrará en Brasil este verano.

"Lo que yo buscaba era el cántico de 80.000 personas cantando esto como un mantra. Estoy buscando eso, que todo el mundo lo cante y que todas las generaciones lo sientan", explicó Martin a Efe sobre la canción que interpretará en el mundial.

El artista señaló que, gracias a este concurso, se ha conseguido "romper fronteras" y "unir la música con el deporte".

"Es fantástico que la FIFA y Sony Music hayan creado esta competencia para dar poder al pueblo, al público, para crear la canción de la Copa Mundial. Eso es muy innovador", explicó.

Reconoció también que "no sabes la magnitud que tiene esa canción hasta que acabas de interpretarla" en el escenario, pero auguró que tendrá un gran éxito.

"Una vez más es unir la música con el deporte, romper fronteras y dar oportunidad a aquellas personas que no han podido destacar, que no saben lo que es la fama y eso es muy interesante", comentó Ricky Martin durante un encuentro con los medios.

El cantante estará trabajando en las próximas semanas junto al productor musical, Salaam Remi, y el compositor Elijah King, en el tema final de "Vida", que interpretará en Brasil.

"Ahora empieza lo bueno porque empezamos a producir", comentaba, entre risas, a los periodistas.

"Vamos a crear un sonido. Tenemos los ganchos pero queremos crear una canción, musicalmente hablando, con esa influencia africana y caribeña. En definitiva, con fusión, que selle la canción", manifestó.

Martin alabó la figura de Elijah King y aseguró que "es un chico con mucho talento" y pronosticó que tiene un futuro prometedor.

"He estado un rato con él y creo que es un hombre muy seguro. Él es muy carismático y muy trabajador", dijo el cantante afincado en Nueva York.

El cantante, galardonado con 5 premios Grammy latino y un Grammy, recordó la sensación que causó su tema "La copa de la vida", la canción oficial del Mundial de 1998 en Francia.

"Cuando interpretas 'La copa de la vida' un día en los Grammy y al día siguiente tienes a Madonna y a los Rolling Stone, y a todos, para felicitarte es un momento en que todo se desequilibra. Fue muy abrumador, pero de eso se trata la música", afirmó.

El cantante, que ha estado entre Nueva York y Australia grabando la segunda temporada de "The Voice", quiere centrarse ahora en la producción de un nuevo trabajo discográfico.

"En los últimos años me he estado dedicando a mi paternidad. Como padre soltero quiero dedicarle (a los niños) todo mi tiempo. Pero también he estado actuando en el teatro y la oportunidad de hacer "The Voice" en Australia fue una gran experiencia renovadora. Pero en 2014 tengo que encontrarme a mí mismo en el estudio y dejarse llevar", aseguró. EFEUSA