Washington, 11 feb (EFEUSA).- La primera dama, Michelle Obama, volvió hoy a confiar en una de sus diseñadoras favoritas, la venezolano-estadounidense Carolina Herrera, para la cena de Estado con el presidente francés, François Hollande, informó la Casa Blanca.

Del modelo destaca el gran vuelo de la falda, larga hasta los pies, en un tono que la diseñadora ha bautizado como "azul libertad", un añil claro.

La parte de arriba de la cintura presenta una elegante transparencia con encaje negro de manga tres cuartos que cubre los hombros, una tendencia que ya siguió la primera dama con el modelo escogido para otra gran cita: el discurso sobre el Estado de la Unión en el Capitolio, el pasado 28 de enero.

Esta es la primera vez que Michelle, que puso de moda los vestidos sin mangas con su llegada a la Casa Blanca, eligió un modelo de este tipo para una cena de Estado.

En ocasiones anteriores, optó por lucir sus envidiados hombros torneados con modelos de un sólo tirante o con un escote palabra de honor.

La primera dama es fiel a Carolina Herrera, una de sus diseñadoras predilectas, de quien ya lució creaciones en un evento en Nueva York el pasado otoño, así como durante su viaje a Alemania el pasado junio.

La diseñadora, nacida en Caracas, vistió en el pasado a otras primeras damas estadounidenses como Laura Bush y Jacqueline Kennedy Onassis. EFEUSA

cg/iu