Un turista alemán fue asesinado en la isla caribeña de Margarita por un delincuente que disparó cuando intentaban arrebatarle sus pertenencias, dijeron las autoridades.

En un comunicado divulgado el sábado, la Fiscalía General indicó que el alemán, identificado como Horst Kurt Goldhahm, de 76 años, fue asesinado en las adyacencias de uno de los centros comerciales más grandes y concurridos del estado insular de Nueva Esparta.

El turista alemán, que al parecer viajaba solo, "fue interceptado por un hombre armado que le efectuó un disparo, ocasionándole la muerte de manera inmediata", agregó el comunicado, sin dar otros detalles.

El diario Sol de Margarita, en su portal en Internet, reportó que la víctima "se encontraba junto a un grupo comprando artesanía cuando sujetos intentaron despojarlo de su cámara fotográfica". El alemán era parte de los pasajeros de un crucero que tocó puerto en la isla venezolana, añadió el diario.

En el suceso resultó herida otra persona que fue ingresada a una clínica privada cercana, agregó el diario.

La isla Margarita, en el Caribe venezolano y a unos 500 kilómetros al noreste de Caracas, es uno de los destinos más visitados del país por turistas nacionales y extranjeros.

Los delitos con armas de fuego, violaciones, secuestros y homicidios son frecuentes en esta nación de más de 28 millones de habitantes.

Los homicidios en Venezuela se han cuadruplicado en los últimos 15 años, con más de 24.000 asesinatos el año pasado, según estimaciones de la ONG local Observatorio Venezolano de Violencia. El gobierno del presidente Nicolás Maduro, sucesor del difunto Hugo Chávez, rechaza las estadísticas de esa ONG.

Entre 1998 y 2013, la tasa de homicidios se ha incrementado de 19 a 79 fallecidos por cada 100.000 habitantes, indica el Observatorio. En contraste, los indicadores oficiales presentados recientemente por el ministro de Relaciones Interiores dicen que el año pasado la tasa de homicidios se redujo de 50 a 39 por cada 100.000 habitantes.