El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador oficializó hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, cuyo ganador en primera ronda el domingo pasado fue el candidato oficialista, Salvador Sánchez Cerén.

Aunque sigue pendiente el escrutinio final, "los resultados electorales preliminares (...) son indicativos inequívocos de pasar a celebrar una segunda elección", el 9 de marzo próximo, anunció el TSE en un comunicado.

Reiteró que el 5 de marzo será la última fecha para hacer campaña electoral con vistas a la segunda vuelta, período que "automáticamente" comenzó el pasado lunes, según dijo ese día el presidente del organismo, Eugenio Chicas.

Tras los primeros resultados, el mismo domingo los partidos y candidatos en contienda, así como magistrados del TSE, anunciaron la segunda ronda, que sólo estaba pendiente de oficialización.

Chicas recordó hoy a periodistas que el calendario electoral establece el 11 de febrero para la convocatoria formal de la segunda vuelta y el 9 de marzo para los comicios.

El escrutinio final comenzó el lunes y se prevé que termine esta misma semana, según el TSE.

El órgano electoral añadió en el comunicado que a partir del 12 de febrero será prohibida la publicidad de obras de los gobiernos central y municipales, y que el límite para publicar encuestas es el 21 de febrero.

Puntualizó que sólo podrán hacer propaganda electoral los dos partidos que participarán en la segunda vuelta: el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) y la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha).

Asimismo, sólo los otros partidos y alianzas que también participaron en los comicios del domingo podrán hacer coaliciones con los contendientes en la segunda ronda.

El recuento preliminar del TSE, con el 99,30 % de los votos escrutados, arroja el 48,93 % para Sánchez Cerén y el 38,95 % para Quijano, mientras que el expresidente Elías Antonio Saca, del movimiento Unidad, queda con el 11,44 %.

Los otros dos candidatos, Oscar Lemus, de Fraternidad Patriota Salvadoreña, y René Rodríguez, del Partido Salvadoreño Progresista, ambos minoritarios, no suman ni el 1%.

Sánchez Cerén y Quijano han anunciado que buscarán acercamientos con el movimiento de Saca en busca de alianzas para la segunda vuelta, pero ninguno ha anunciado diálogo o negociaciones formales.

Para triunfar en la segunda ronda sólo se requiere la mayoría simple.

El nuevo presidente salvadoreño que surja de este proceso sustituirá el 1 de junio al actual mandatario, Mauricio Funes, para el período 2014-2019. ACAN-EFE