Raquel Godos

Washington, 4 feb (EFEUSA).- La compañía Microsoft anunció hoy el nombramiento de Satya Nadella como su nuevo director ejecutivo, el tercero en toda la historia de la firma, mientras que su fundador, Bill Gates, da un paso atrás y abandona la presidencia del Consejo de Administración, alejándose de la cúpula del gigante del software.

Nadella, de 46 años y con más de 20 trabajando para la empresa, era hasta ahora el vicepresidente ejecutivo a cargo del equipo de "nubes" de la compañía, una de las divisiones más exitosas y de más rápido crecimiento de la firma.

Este ingeniero de origen indio asume la dirección de la empresa en un momento de máxima competitividad y en el que la compañía es consciente de que debe reinventarse ante las nuevas demandas de mercado.

"Durante este tiempo de transformación, no hay mejor persona para liderar Microsoft que Satya Nadella", dijo Bill Gates, fundador y miembro del Consejo de Administración de Microsoft.

"Satya es un líder probado con fuertes habilidades de ingeniería, visión de negocio y capacidad de unir a la gente. Su visión de cómo se utilizará la tecnología y su experiencia en todo el mundo es exactamente lo que necesita Microsoft como empresa que entra en su próximo capítulo de una innovación más amplia de productos y crecimiento", agregó el fundador.

En un mensaje de correo electrónico dirigido a todos los empleados de Microsoft, Nadella explica su vocación por la empresa y agradece además todo lo aprendido al lado de sus dos predecesores.

"¿Por qué estoy aquí? Estoy aquí por la misma razón por la que creo que la mayoría de las personas se unen a Microsoft, para cambiar el mundo a través de la tecnología, que permite a las personas hacer cosas asombrosas. Sé que puede sonar hiperbólico y sin embargo, es la verdad. Lo hemos hecho, lo estamos haciendo hoy, y somos el equipo que va a hacerlo de nuevo", apuntó Nadella.

Gates, que pasará a ser asesor tecnológico de Microsoft, será sustituido por John Thompson al frente de la presidencia del Consejo de Administración, como parte de los nombramientos anunciados hoy y que han sido bien recibidos en los mercados.

Microsoft comenzó a buscar un nuevo director general en agosto, cuando Steve Ballmer anunció que se retiraría en un año o tan pronto como la junta encontrase un reemplazo.

La decisión de Ballmer fue una sorpresa, ya que anteriormente había manifestado su intención de permanecer al frente de la compañía "hasta que todos sus hijos entrasen a la universidad", algo que no ocurrirá hasta 2017 como muy pronto.

Ballmer dejó el cargo de director ejecutivo hoy mismo y Nadella asumirá su puesto de manera inmediata.

La junta de la empresa barajó varios nombres para poner al frente de la compañía, incluso experimentados ejecutivos externos, como Alan Mulally, director ejecutivo de Ford.

Sin embargo, la elección de Nadella denota una vocación continuista y da un mensaje de fidelidad a su propia identidad.

Microsoft sigue luchando para actualizar su oferta con los nuevos dispositivos móviles, como los teléfonos inteligentes y las tabletas, aunque sus clásicos, como el sistema Office y la videoconsola Xbox siguen siendo de los productos líderes en su campo.

El nuevo sistema operativo, Windows 8, es un software híbrido diseñado para trabajar tanto en los ordenadores de escritorio y portátiles comunes, como en los dispositivos de pantalla táctil.

Sin embargo, el nuevo sistema operativo ha tenido una aceptación tibia entre los consumidores y Microsoft está trabajando en sus actualizaciones para que sea más fácil de utilizar en las computadoras tradicionales.

Desde que se unió a la compañía, en 1992, Nadella ha encabezado la estrategia y los cambios técnicos en toda la cartera de productos y servicios, y ha liderado el desarrollo de una de las mayores infraestructuras "cloud" en el mundo, además de los desarrollos de Bing, Xbox, Office y otros servicios. EFEUSA