Seydou Keita, centrocampista maliense que ha fichado por el Valencia, aseguró que ha regresado al fútbol europeo tras una temporada y media en la Super Liga China en busca de la presión que allí no tenía y señaló que los títulos ganados con el FC Barcelona son una motivación extra para esta nueva etapa.

"Me gusta el fútbol y jugar a un nivel muy alto. Después de ganar todo en el Barcelona, jugar en el Valencia supone todavía más presión para mí. Eso era algo que en China me faltaba, por eso decidí volver, para jugar con presión", explicó en su presentación.

El ex jugador del Sevilla y del Barcelona explicó que tras tomar la decisión de regresar al fútbol europeo barajó propuestas de clubes de Dubai, Qatar y Turquía, y confesó que tenía "muy avanzado" un acuerdo con el Liverpool.

"Pero cuando mi agente me habló del Valencia le dije 'vamos allí'. Cuando vine a jugar a Mestalla con el Sevilla y el Barcelona siempre fue un campo muy difícil", recordó Keita, que explicó que prefirió firmar sólo por seis meses con opción a una campaña más para "estar tranquilo, disfrutar, jugar y dar las gracias al club".

El nuevo jugador del Valencia, que espera coger el ritmo de juego "en diez días" tras haber trabajado con un entrenador personal desde que acabó la liga china, subrayó que es "el mismo" que cuando salió del Barcelona.

"No he cambiado. Soy un medio centro defensivo que con un poco de suerte marcó algunos goles. Aquí espero ayudar al equipo y con suerte marcar algunos goles también", señaló.

Respecto a sus primeros encuentros con Juan Antonio Pizzi, su nuevo entrenador, apuntó que "en los dos días que lo he visto, me da la sensación de que es un ganador y que quiere que luchemos y eso ayuda mucho".

"Si no haces las cosas con corazón es imposible ganar a un equipo como el Barcelona", afirmó Keita en referencia al triunfo logrado en el Camp Nou el pasado sábado y que él siguió desde la grada.

"El Barça empezó muy bien pero poco a poco el Valencia se metió en el partido y en la segunda parte jugó muy bien. Ganar al Barcelona es una sensación increíble, sobre todo en el Camp Nou, que es muy difícil. Seguro que eso dará mucha confianza para los próximos partidos", auguró.

Keita señaló que para él la liga española sigue siendo "el mejor campeonato del mundo" y constató que tras unos años en los que sólo el equipo catalán y el Real Madrid aspiraban al título "ahora también está el Atlético, que es un equipo muy fuerte".

Francisco Pérez Rufete, director general deportivo del club, agradeció a Keita "lo fácil que lo ha puesto" y se mostró convencido de que aportará la experiencia que cree que necesita el equipo.

"Nos va a aportar jerarquía y consejos en el vestuario, algo que creemos que era importante para nosotros en este momento, y él ha vivido de todo", apuntó.

Amadeo Salvo, presidente del club, felicitó a los miembros de la secretaría técnica "por el excelente trabajo que ha hecho en las últimas semanas" en las que el club ha realizado numerosos movimientos antes del cierre del 'mercado de invierno' y también por la incorporación de un jugador de la trayectoria de Keita.

"Has estado quizá en el mejor equipo de la historia", le dijo Salvo en referencia a su paso por el FC Barcelona, "pero para los valencianistas vienes al mejor club del mundo", le recordó antes de entregarle una camiseta con el número 11, que será el que lleve a partir de ahora.

El jugador se vistió de corto y saltó al césped de Mestalla en cuyas gradas unos quinientos seguidores le vitorearon, especialmente cuando cumplió la petición de que besara el escudo del club de la camiseta.