La sorpresa positiva de los Suns de Phoenix como equipo revelación de la temporada volvió a quedar confirmada después de imponerse a domicilio a los Pacers de Indiana (94-102), una derrota que les costó la perdida de la mejor marca de la NBA.

El base-escolta esloveno Goran Dragic aportó 28 puntos y siete asistencias que lo dejaron al frente del ataque de los Suns.

El ataque balanceado de los Suns y sus tiros triples (anotaron 8 de 17), fueron la clave que les abrió el camino del triunfo, el cuarto consecutivo, que los mantiene en el segundo lugar de la División Pacífico con marca de 28-18.

El escolta-alero Gerald Green y el ala-pivote reserva Marcus Morris anotaron 16 puntos cada uno, mientras que su hermano Markieff Morris llegó a los 15 y completó la lista de los cuatro jugadores de los Suns que tuvieron números de dos dígitos.

El pívot jamaiquino Roy Hibbert aportó 26 puntos y el ala-pívot David West llegó a los 18 tantos, que no fueron suficientes a la hora de evitar la tercera derrota de los Pacers (35-10) en los últimos cinco partidos disputados.

La derrota les costó a los Pacers perder la mejor marca de la liga que ahora está en posesión de los Thunder de Oklahoma City (37-10) que tuvieron jornada de descanso.

Antes del Hibbert supo que había sido elegido entre los reservas que estarán con el equipo de la Conferencia Este en el próximo Partido de las Estrellas, a disputarse el 16 de febrero en Nueva Orleans.

La selección de Hibbert se une a la del alero Paul George, como titular, que ante los Suns aportó un doble-doble de 12 puntos, 12 rebotes, incluidos 10 defensivos, y repartió cuatro asistencias, pero falló 12 de 17 tiros de campo.

George y Hibbert se convierten en los dos primeros jugadores de los Pacers que estarán juntos en el Equipo de las Estrellas desde que lo lograron en el 2004 el pívot Jermaine O'Neal y el alero ron Artest.

El escolta Lance Stephenson volvió a convertirse en el jugador más completo de los Pacers al aportar un triple doble-doble de 14 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias.

Stephenson y el alero alemán Detlef Shrempf (1992-93) han sido los dos únicos jugadores en la historia de los Pacers que han completado cuatro partidos con un triple-doble en la misma temporada.

El alero Carmelo Anthony y el escolta novato Tim Hardaway Jr. aportaron 29 puntos cada uno y lideraron el ataque ganador de los Knicks de Nueva York que se impusieron por 117-86 a los devaluados Cavaliers de Cleveland, envueltos en los rumores de que su base estrella, el australiano Kirye Irving, no quiere seguir con ellos cuando concluya la presente temporada.

Anthony sólo necesitó la primera parte para anotar 22 puntos con los que dejó el partido listo a favor de los Knicks y eso le permitió que en la segunda parte jugase menos minutos.

El alero estrella de los Knicks anotó 18 puntos en el primer cuarto y se quedó a dos de los 20 que logró la noche del pasado viernes cuando logró 62 tantos, nueva marca en la historia de los Knicks.

Anthony logró los puntos suficientes para superar la marca de los 19.000 como profesional y convertirse en el jugador número 50 que lo consigue en la historia de la NBA.

El ataque balanceado y dominio en el juego interior fue la combinación perfecta que permitió a los Warriors de Golden State vencer por 111-92 a Los Ángeles Clippers.

El ala-pívot David Lee aportó un doble-doble de 22 puntos, 11 rebotes y cuatro asistencias, mientras que Curry tuvo su mejor toque de muñeca al conseguir también 22 tantos después de anotar 8 de 10 tiros de campo, incluidos 4 de 4 de triples y 2 de 2 de personal.

El pívot australiano Andrew Bogut dominó bajo los aros al aportar un doble-doble de 14 puntos, 17 rebotes y tres tapones que ayudaron a los Warriors (28-19) a conseguir la cuarta victoria en los últimos 10 partidos disputados.

El ala-pivote Blake Griffin volvió a ser el líder del ataque de los Clippers (33-16) al aportar 27 puntos, pero su equipo rompió una racha de cuatro triunfos seguidos.