Washington, 29 ene (EFEUSA).- El partido republicano pidió hoy que el presidente, Barack Obama, potencie la "igualdad de oportunidades" en el país en lugar de centrarse en la igualdad de ingresos, y abogó por una reforma migratoria que privilegie la protección de la frontera y a los trabajadores cualificados.

En su réplica al discurso de Obama sobre el Estado de la Unión, la congresista Cathy McMorris Rodgers, la mujer republicana de mayor rango en el Capitolio, criticó la insistencia del presidente en elevar el salario mínimo, como también hizo la congresista Ileana Ros-Lehtinen en una versión en español de la respuesta al discurso.

"El presidente habla mucho sobre la igualdad de ingresos, pero la verdadera brecha que enfrentamos hoy en día es la desigualdad de oportunidades", dijo McMorris. "Y con las políticas de esta administración, la brecha se ha hecho demasiado grande", agregó.

La congresista señaló que el mes pasado, "más estadounidenses dejaron de buscar un empleo que los que encontraron uno", y que en general "cada vez más personas se quedan atrás, porque las políticas del presidente están haciendo la vida más difícil".

"Los republicanos tienen metas para cerrar esta brecha. Un plan que se enfoca en primer lugar en los empleos sin la necesidad de gastar más, sin subsidios del Gobierno, y sin regulaciones", añadió.

En cuanto a la petición del presidente de que la reforma migratoria se apruebe este año, McMorris se mostró de acuerdo en que "es hora de honrar a nuestra historia de inmigración legal".

"Nosotros estamos trabajando en una reforma migratoria con soluciones desplegadas paso a paso, que primero se enfoquen en la seguridad fronteriza y que una vez más, nos aseguren que los Estados Unidos seguirá atrayendo a los mejores, a los más brillantes y a los más trabajadores del mundo", indicó.

Ros-Lehtinen, la republicana hispana de mayor rango en la Cámara Baja, mencionó también en su discurso en español a los trabajadores cualificados, aunque no la seguridad fronteriza, como clave para arreglar el "sistema roto de inmigración con una solución permanente".

Ambas ilustraron su mensaje con su historia personal, la de McMorris trabajando en una huerta familiar en Kettle Falls (Washington) para después ser la primera de su familia en asistir a la universidad, y la de Ros-Lehtinen como hija de inmigrantes de Cuba que se convirtió en la primera mujer hispana en el Congreso.

McMorris recurrió incluso a su experiencia como madre de un niño con síndrome de Down para afirmar que a los estadounidenses "no les definen sus límites", sino su "potencial".

Utilizó esa misma experiencia para afirmar que la reforma sanitaria de Obama "no está funcionando" y la idea republicana de que cada persona "tiene el derecho a elegir su cuidado de salud" y "no el Gobierno".

"Y si eres un niño con síndrome de Down o una mujer con cáncer de mama, tú deberías encontrar cobertura y a un doctor que te atienda", apuntó.

"Tenemos la esperanza de que el presidente se unirá a nuestros esfuerzos y hará este un año de acción, empoderando a los estadounidenses, y no haciéndoles la vida más difícil con más despilfarro de dinero, impuestos más altos, y menos empleos", añadió.

Además de los discursos televisados de McMorris y Ros-Lehtinen, otros dos congresistas republicanos, Rand Paul y Mike Lee, emitieron también respuestas al discurso de Obama, en la réplica más extensa que haya organizado nunca ese partido. EFEUSA