El ala-pívot argentino de los Indiana Pacers, Luis Scola, dijo a EFE tras la victoria de su equipo a domicilio en la cancha de Los Angeles Lakers que considera que su compañero Paul George es el mejor jugador de la NBA.

"No tiene límite. Hoy en día pienso que es el mejor jugador de todos", comentó Scola a pesar de la mala noche en el tiro de George, que acabó con 4/21 en lanzamientos a canasta para completar una estadística de 14 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias en la victoria por 92-104 de los Pacers.

George promedia esta temporada 23,3 puntos y 6,3 rebotes.

Al de Buenos Aires le ha cambiado la vida en lo profesional al llegar a una franquicia que posee ahora mismo el mejor registro de la Liga (35-9) tras la travesía por el desierto que fue su paso por Phoenix Suns la pasada temporada.

"Me siento muy bien. En Phoenix no éramos el peor equipo, aunque tampoco estábamos muy lejos del peor. Pero la diferencia es muy grande y me siento muchísimo mejor acá. Estoy muy contento", admitió el jugador de 33 años.

Indiana se presenta como el gran rival de Miami Heat en el Este, aunque Scola no quiere aún pensar en lo que pasará a final de la temporada.

"Por supuesto que creo que podemos ganar a Miami, pero no es el momento de pensar en eso. Estamos concentrados en otras cosas. Si jugamos contra Miami, y todo indica que va a haber ese cruce en la Final de Conferencia, ya nos preocuparemos de ellos", manifestó.

El argentino admitió que la calidad de los equipos actualmente entre el Este y el Oeste está descompensada, pero que plantillas como la suya o la de Miami "tendrían un récord buenísimo en cualquier Conferencia".

"La diferencia es que los conjuntos de mitad de tabla en el Oeste son más fuertes", apuntó Scola, que reconoció que tiene muchas ganas de acudir al Mundial de España. "Pero tiempo al tiempo. Ahora toca concentrarse acá", finalizó.