Austin, 28 ene (EFEUSA).- Texas, especialmente en las zonas de Houston, Austin y San Antonio, funciona hoy a medio gas a causa de un temporal de frío y viento que provocó decenas de accidentes y cerró varias oficinas municipales y escuelas.

Las zonas en alerta por frío, viento y heladas se concentran en el centro y sureste del estado, alrededor del Golfo de México, incluidas las ciudades de Houston, Austin, San Antonio y Corpus Christi, según el Servicio Nacional de Meteorología.

Las temperaturas en todo el estado se situaron entre los 0 y los -12 grados Celsius: 21 grados Fahrenheit en Fort Worth, 23 en Dallas, 27 en Austin, 30 en San Antonio, 32 en Houston y en Lubbock marcó la mínima de 12.

En la frontera de México, en un periodo del año en el que se concentran muchos intentos para cruzar clandestinamente el río Grande, los termómetros marcaron los 40 grados Fahrenheit (4,4 ºC).

"La noche más fría será hoy", advirtió en su pronóstico el meteorólogo Evan Andrews en la emisora Fox 4 de Dallas, que definió la situación de "excepcional y dura" por la concentración de frío y viento alrededor de la costa del Golfo de México.

En Houston, en el este de Texas, el viento complicó la situación, provocó heladas, aumentó la sensación térmica de frío y llevó algunos copos de nieve a media mañana a la ciudad sureña.

Precisamente en el área de Houston, con 6,18 millones de habitantes, los dos aeropuertos registraron muchos retrasos e informaron de hasta 350 vuelos cancelados, mientras que las oficinas municipales y escuelas se mantuvieron cerradas.

La alcaldesa, Annise Parker, se declaró reacia a cerrar los servicios municipales, pero aseguró verse obligada porque "con todos los distritos escolares cerrados, no hacerlo sería una carga para los padres que trabajan".

En la capital, Austin, en el centro de Texas, el hielo se convirtió en el principal problema y las autoridades municipales instaron a la población a evitar viajar "a menos que sea absolutamente necesario por las condiciones peligrosas de las carreteras".

El jefe de la policía de la ciudad, Art Acevedo, informó a través de su cuenta de Twitter de hasta 260 choques sin heridos graves desde la medianoche, la mayoría a primera hora de la mañana, incluidas dos patrullas policiales, y pidió a los conductores que circulen lentamente.

En el área metropolitana de Austin (1,8 millones de habitantes), varias entidades, como el Salvation Army y Front Steps, recordaron que sus albergues están abiertos para acoger a personas sintecho durante las bajas temperaturas.

En el área de San Antonio, donde viven 2,19 millones de personas, la lluvia helada, el aguanieve y el viento provocaron también cierres de escuelas y retrasos aéreos.

Durante la mañana hubo un accidente de tráfico con una víctima mortal en San Antonio, aunque la policía desconoce todavía las causas y si están relacionadas con la meteorología.

El director del departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, indicó en un comunicado que las temperaturas actuales "recuerdan a la explosión invernal de la semana pasada" en el norte del país.

Por ello, McCraw pidió que los ciudadanos tomen precauciones ante la lluvia helada, el aguanieve o incluso la nieve que "pueden crear condiciones de conducción extremadamente peligrosas".

El servicio tejano de emergencias añadió que se preste especial atención a los mayores de 60 años, que registran la mitad de los casos de hipotermia durante los temporales de frío.

La noche de hoy martes y la mañana del miércoles serán muy frías, según las previsiones, pero a partir de entonces el área abandonará la temperatura de congelación y el viento del sur provocará que a finales de semana el ambiente vuelva a ser cálido en Texas. EFEUSA