Yolanda Delong

Houston (TX), 28 ene (EFEUSA).- El lanzamiento de la campaña electoral en español del candidato a la gobernación de Texas Greg Abbott, en una muestra más del interés republicano en ganarse el voto latino para estas elecciones, recibió hoy reacciones encontradas por parte de los líderes hispanos.

La campaña Abbott para gobernador, según se publicó en la versión en español en internet, servirá de guía en importantes temas e iniciativas para hispanos.

"Estoy trabajando con todos los Tejanos en nuestro sueño común - El Sueño Americano - establecido en la libertad y no el gobierno. La comunidad hispana y yo compartimos la creencia que la fe, familia y libre empresa son las llaves de un fuerte y próspero futuro para Texas", expresó el candidato en la red.

Greg Abbott es actualmente procurador general del estado de Texas, hombre de confianza del gobernador, Rick Perry, y principal aspirante conservador en las elecciones primarias de marzo, que elegirán al candidato que buscará en noviembre mantener el gobierno tejano en manos republicanas.

"La comunidad hispana y yo compartimos la creencia que la fe, la familia y la libre empresa son las claves de un fuerte y próspero futuro para Texas", destacó hace unos días a través de un comunicado Abbott, cuya esposa, Cecilia, es latina.

No obstante, no todos están de acuerdo con la transparencia de su interés para querer acercarse a la problemática de la comunidad hispana y le critican su apoyo a varias iniciativas antiinmigrantes.

El director ejecutivo de la organización Acción América, Carlos Quintanilla, afirmó hoy a Efe, que éste interés no es más que una "estrategia hipócrita para ganar el voto latino" después de que el partido Republicano se ha percatado de su importancia.

"Para que ellos quieran conseguir el voto de un ciudadano hispano tendrán no solo que hablar español, también tendrán que cambiar su mentalidad discriminatoria en contra de la familia inmigrante", dijo Quintanilla y aseguró que la comunidad hispana ha cambiado en los últimos 30 años y que ya no se deja convencer con frases simplistas en español.

El activista agregó que los latinos ahora usan más internet y tienen más acceso a los medios de información y "comprenden la política antiinmigrante en inglés y no van a convencerles con simples frases en español.

"Nuestro voto será para quien hable nuestro mismo idioma, no solo en español, sino el idioma de la educación para nuestros hijos, salud, reforma migratoria y dignidad para nuestros trabajadores", aseguró y agregó que para el partido Republicano es conveniente que "en las escuelas se deba hablar inglés, pero en las campañas políticas español: una muestra de su doble moral e hipocresía".

Por su parte, la directora de compromiso cívico de la oficina local de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO), Claudia E. Ortega-Hogue , expresó a Efe que el hecho de que los candidatos en Texas lancen sus campañas en español es una muestra del poder que los hispanos han adquirido en el ámbito político del estado.

"Sabemos que es decisivo y fundamental para el triunfo de cualquier candidato, es un voto que da ventajas y que define contiendas, cualquier partido que quiera ganarse ese voto debe presentarle su plataforma", explicó.

La directora aclaró que el elector hispano en Texas está abierto a las diferentes plataformas políticas y que no siempre se compromete con un partido sino con las propuestas de inmigración, salud, educación y trabajo, para poder analizarlas y dar su voto.

"Lo importante es que la información está llegando a los votantes. En las campañas nos hemos dado cuenta de que cuando los votantes tienen la información responden, deciden y votan, porque mientras más información tengan más afluencia hay", indicó.

Ortega explicó también que en los últimos años, durante la conferencia anual de NALEO, los funcionarios latinos de Texas se han comprometido con que cada partido lleve su información en español.

Detalló que el voto latino es el más codiciado dentro de las minorías del país, por lo que esos funcionarios han tenido que cambiar sus estrategias para ganarlo, entre ellas hablar español.

"Conocer las plataformas en español de los candidatos facilita la participación de votantes hispanos ya que así se enteran de los temas de más interés para su familia y comunidad, es una manera de que conozcan al candidato, algo sumamente importante para que el voto latino siga creciendo", concluyó.

El próximo 4 de marzo Abbott se enfrenta a tres aspirantes republicanos más, incluida la hispana Miriam Martínez, que pasó de presentar noticieros a buscar su elección para ser la primera gobernadora latina de Texas.

Después del lanzamiento de la página de Abbott en español, la oficina de Wendy Davis anunció hoy a Efe que próximamente la candidata también lanzará su campaña en español. EFEUSA