El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, anunció hoy que extendió por tres meses más la intervención en cinco aduanas del país, en su empeño por combatir el contrabando y la corrupción.

"Ya firmé el acuerdo (decreto con la medida de extensión) y será publicado en el diario oficial el lunes" próximo, dijo el jefe de Estado durante una gira de trabajo por el departamento caribeño de Izabal.

Precisó que la prórroga a la intervención de la cinco aduanas, que comenzó en octubre pasado, se debió a una petición de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Expresó que la medida permitirá a las autoridades continuar con la desarticulación de las bandas dedicadas al contrabando y la corrupción.

Las aduanas intervenidas son las de los puertos Quetzal y San José, la de Tecún Umán y Ciudad Pedro de Alvarado, fronterizas con México y El Salvador, respectivamente, así como la Aduana Central, a través de las cuales ingresa la mayor cantidad de productos provenientes del extranjero.

Según cálculos oficiales, cada año el fisco deja de percibir unos 1.500 millones de dólares debido al contrabando que ingresa por las aduanas y los "pasos ciegos" ubicados en las porosas fronteras del país centroamericano. ACAN-EFE.