El candidato opositor para las próximas elecciones presidenciales en El Salvador, Norman Quijano, se proclamó hoy como "la única alternativa" para que el país salga de la crisis en que, según dijo, lo sumió el gobernante FMLN.

La candidatura de oposición "es la única alternativa para que nuestro país pueda salir de la profunda crisis donde la incapacidad lo ha llevado", afirmó Quijano, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha), en un discurso en Ahuachapán (oeste).

Quijano celebró hoy con miles de seguidores la caravana de cierre de su campaña en la región occidental del país, que abarcó los departamentos de Santa Ana, Sonsonate y Ahuachapán.

El opositor se enfrentará en los comicios del próximo 2 de febrero a Salvador Sánchez Cerén, candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la antigua guerrilla que en 2009 acabó con los 20 años de gobiernos de ARENA iniciados en 1989.

La "victoria nos pertenece", agregó el candidato de ARENA e instó a sus compatriotas a acudir "el 2 de febrero con la frente en alto, con el puño cerrado, con la mente clara y reflexiva (...) a depositar ese sufragio" a favor de su partido.

La fórmula opositora, completada por el candidato a vicepresidente René Portillo, también realizó el viernes su caravana de cierre en la zona oriental con un recorrido por los departamentos de San Miguel, Usulután, La Unión y Morazán.

ARENA no ha anunciado cuándo y dónde concluirá oficialmente su campaña, cuyo período vence el próximo miércoles, según el calendario electoral.

Quijano aseveró que en esta campaña su partido ha estado "luchando contra todo: contra ALBA Petróleos, contra un mal presidente (del país, Mauricio Funes), contra un partido (el FMLN) que se ha tomado todas las instituciones del Estado".

ALBA Petróleos es una empresa formada en 2006 por la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. y una veintena de alcaldías del FMLN, que tiene inversiones en el mercado de combustibles y otros sectores en El Salvador y que, según ARENA, financia la campaña de Sánchez Cerén.

"Representamos la esperanza de todo un pueblo cansado de un gobernante prepotente (al) que se le acabó el tiempo" y a quien "los buenos salvadoreños lo vamos a castigar votando por ARENA", recalcó el candidato opositor.

Quijano insistió en que "estos señores (del FMLN) han sido un total y absoluto fracaso" en el Gobierno.

Por su parte, el FMLN cierra hoy su campaña con una concentración en una plaza de San Salvador, después de que el pasado fin de semana lo hiciera en las zonas oriental y occidental del país. ACAN-EFE

lam/gf