El preso mexicano Ramiro Hernández Llamas será ejecutado el próximo 9 de abril en Texas si el Congreso de Estados Unidos no aprueba antes el denominado "Acta de Cumplimiento a la Notificación Consular" al que obliga el "Fallo Avena" de la Corte Penal Internacional.

En declaraciones a EFE, la abogada Sandra Babcock, quien representó a México en el litigio Internacional que originó el "Fallo Avena", reclamó a los legisladores estadounidenses que aceleren la aprobación de dicho Acta para evitar una nueva ejecución.

El Acta de Cumplimiento a la Notificación Consular es una propuesta de ley presentada en junio del 2011 ante el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos.

Este Acta contempla no sólo el cumplimiento de la Notificación Consular a los extranjeros detenidos en el futuro, sino la revisión de los condenados a muerte que no fueron informados de su derecho a buscar asistencia consular.

"Es imperativo que los senadores y posteriormente los miembros de la Cámara Baja aceleren la aprobación de esta ley, antes de que se llegue el 9 de abril del presente, día en que está programada la ejecución del mexicano Hernández Llamas", dijo Babcock, quien representó también al preso Edgar Tamayo, ejecutado este pasado miércoles en la prisión de Hountsville.

Ramiro Hernández Llamas de 44 años, originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas fue condenado a muerte en febrero del 2000, por el asesinato de Glen Lich, de 49 años que lo había contratado para labores de mantenimiento en su rancho. Lich era además escritor y profesor de la Universidad de Baylor.

El expediente establece que el 15 de octubre de 1997, Hernández asesinó a su empleador a golpes con una barra de metal en el exterior de su rancho, para después ingresar a la vivienda y abusar sexualmente de su esposa en repetidas ocasiones.

En su historial criminal se detalla que durante un traslado de celdas, cuando esperaba a su juicio por el asesinato del ranchero, Hernández asesinó a puñaladas a una mujer, guardia de seguridad del penal.

Babcock indicó que la propuesta de ley "Acta de Cumplimiento a la Notificación Consular" se encuentra actualmente en el Comité Judicial del Senado, y tiene todavía que ser votada en el pleno del mismo, así como hacer su recorrido por la Cámara Baja. Por último debe contar con la firma presidencial.

"Creo que la propuesta tiene el apoyo de un gran número de legisladores. Pero es preciso que se vote cuanto antes", expuso la abogada.

La Corte Internacional de Justicia de la Haya determinó en el 2004 que Estados Unidos incumplió su compromiso internacional adquirido en la Convención de Viena (1963), al no informar a los mexicanos detenidos y condenados a muerte de su derecho a buscar asistencia de sus consulados.

Al igual que la defensa de Tamayo Arias, los abogados de Hernández Arias estarán buscando la suspensión de la ejecución de Hernández, en base a la violación a la Notificación, y a al retraso mental que, a su juicio, padece su cliente.

Además de Hernández Llamas hay otros 11 mexicanos más con pena de muerte en Texas. Después de emitido el Fallo Avena en el 2004 han sido ejecutados José Ernesto Medellín, Humberto Leal y Edgar Tamayo.

En Texas hay también otros seis presos condenados a muerte originarios de Argentina, Honduras, El Salvador y Nicaragua.