Un nuevo documental que se estrena el domingo en la noche en el canal de cable Infinito en México, Venezuela, Colombia, Chile y Argentina, examina a fondo el papel que jugó el grupo ilegal Los Pepes, acrónimo de Perseguidos por Pablo Escobar, en ayudar a las autoridades para dar de baja al sanguinario jefe del cartel de Medellín.

Producido por Julián Rousso, Sebastián Gamba, Matías Gueilburt y Nicolás Entel, el filme se realizó de marzo a noviembre de 2013 con múltiples entrevistas en Colombia y Estados Unidos así como imágenes de archivo tomadas en varios casos de noticieros de la época.

"Para Colombia fue sacarse el estigma, la espina, era un cáncer perdidamente Escobar en Colombia, era de lo único de lo que se hablaba durante los años 90", dijo Pablo Galfre el jueves en entrevista telefónica desde Buenos Aires, y quien fue encargado de la producción periodística del documental llamado "¿Quién mató a Pablo Escobar?".

"El tema (la ayuda de los Pepes) prácticamente no se ha tocado, en Colombia nadie ha puesto en duda esta cuestión", agregó el productor del documental nominado al Emmy "Confesiones de un sicario".

Figuras clave en la caída de Escobar como el presidente colombiano César Gaviria Trujillo; el general Hugo Martínez Poveda, entonces comandante del colombiano Bloque de Búsqueda; Joe Toft, ex jefe de la DEA en Colombia, y el ex agente de la DEA Javier Peña fueron entrevistados acerca del operativo que le dio la muerte al capo del narcotráfico.

En algún momento Toft lamenta que para lograr la muerte de Escobar se hubiera recurrido a grupos mafiosos.

"Me hubiera gustado mucho más que atrapáramos a Pablo Escobar sin que estuviera involucrado el cartel de Cali y Los Pepes", dice Toft en la producción. "Eso me dejó un muy mal sabor de boca porque no sólo fue una victoria para las autoridades sino que fue más una victoria para el Cártel de Cali".

"Todos los organismos de inteligencia del mundo reciben información de criminales, las valoran, tienen que saber, pero eso no significa que sean cómplices de los criminales", dijo Gaviria sobre la posible colaboración de estas organizaciones delictivas.

Pablo Escobar fue abatido por un escuadrón del Bloque de Búsqueda, conformado por la Policía Nacional, el Ejército y los cuerpos antidroga de Estados Unidos, en un tejado de un barrio de Medellín.

La fotografía de Escobar descalzo, con la camiseta levantada mostrando su abultado abdomen, rodeado por oficiales sonrientes, le dio la vuelta al mundo tras su caída y se quedó fija como el punto final a la vida del perpetrador de los peores ataques de narcoterrorismo en su propio país.

Para el documental también fueron entrevistados los periodistas Astrid Legarda, Natalia Morales, Juan Diego Restrepo y Santiago La Rotta, así como el ex narcotraficante Carlos Ramón Zapata, quienes también dijeron que Los Pepes buscaban acabar con Escobar por medio de una sangrienta guerra, y que fueron cruciales para dar información que llevó a acorralar al narco.

Varios de los entrevistados incluso dicen que Los Pepes estuvieron involucrados en el operativo militar que terminó con su vida.

"Analizamos quienes son Los Pepes, cómo se formaron, quienes eran y a partir de las entrevistas y, sobre todo, de los archivos desclasificados de la DEA y el Departamento de Estado de Estados Unidos, desarrollamos que hubo una relación más importante de la que siempre se dijo entre Los Pepes y el Bloque de Búsqueda, que no fueron simples informantes sino que trabajaban a la par", dijo Galfre.

Mark Bowden autor del libro "Killing Pablo", un detallado recuento de la caída de Escobar, quien no participó en el documental, sostiene que sólo las fuerzas del gobierno colombiano y posiblemente de Estados Unidos participaron en el operativo final para encontrar a Pablo Escobar.

"Lo que sé es que la forma en la que fue ubicado, acorralado y asesinado sólo involucró a la policía colombiana y posiblemente a asesores estadounidenses", dijo Bowden el viernes en entrevista telefónica desde Filadelfia.

"Yo diría que los Pepes no lo hicieron definitivamente, pero facilitaron que ocurriera. Escobar estaba aislado, acorralado, en parte porque todos equipo había sido desmembrado, toda la gente que le ayudaba, que le daba dinero, que lo escondía que lo ayuda para moverse de un lado a otro, tenía una gran organización por muchos años y Los Pepes aterrorizaron o mataron efectivamente a la gente para que estuviera aislado y expuesto. Así que tuvieron un papel importante, pero en cuanto a matar a Escobar me parece que es ir demasiado lejos, nunca he visto una evidencia".

El documental también cuenta con la participación del criminalista Raúl Torre, el director de The Colombia Documentation Project de los Archivos Nacionales de Seguridad de Estados Unidos, Michael Evans, y el director para América Latina de Amnistía Internacional Carlos Salinas.