Nastassja Bolívar Miss Nicaragua 2013, quien quedó entre las 16 finalistas en la pasada edición de Miss Universo en Rusia, fue despojada de la corona tras romper la relación contractual con la firma que posee la franquicia de Miss Universo en ésta nación.

La directora de la franquicia de Miss Universo en Nicaragua, Karen Celebertti, informó el lunes a través de un comunicado de la decisión tomada después que Bolívar nombró como representante legal a su madre, Olga Isabel Cifuentes, con lo que renunció "tácitamente a toda relación contractual con Silhuetas S.A." , la firma que organiza Miss Nicaragua anualmente.

La decisión de Bolívar, de acuerdo a Celebertti, se dio en noviembre del año pasado, días antes que se celebrara Miss Universo, donde resultó como ganadora la venezolana Gabriela Isler.

"A pesar de la renuncia explícita a sus obligaciones con Silhuetas y pensando sobre todo en la imagen de Nicaragua, esta organización decidió inscribirla, pagar los derechos de participación y permitirle participar en Miss Universo con el fin de no generar publicidad negativa al país", indico Celebertti en su comunicado.

La directora de Silhuetas hizo público el despojo de la corona, después que Bolívar afirmara en diversos medios locales que había recibido muy poco apoyo para el certamen, como consecuencia de sus diferencias con quienes manejan el concurso en el país.

Bolívar, quien ganó en la categoría de mejor traje nacional en Miss Universo, aseguró que tuvo que pagar con su dinero el boleto a Moscú para poder concursar.

"Silhuetas S.A entregó (a Bolívar) su boleto aéreo ida y regreso de Managua a Moscú y más de 1,000 dólares en efectivo, en concepto de exceso de equipaje", dice el comunicado de Celebertti, que añade que dicha cantidad "es suficiente para llevar el equipaje necesario" para su participación en las tres semanas que duró su estadía en la capital rusa.

Bolívar reaccionó el martes con un comunicado en el que señala que "desafortunadamente la Organización Miss Nicaragua no desea que yo entregue la corona a la próxima reina de belleza (de Nicaragua), respeto su derecho y solo me resta desearles éxitos a la nueva Miss Nicaragua 2014".

La beldad de 25 años, que en 2011 fue elegida como Nuestra Belleza Latina, dijo que su deseo no es entrar en polémica sino enfocarse "en lo positivo y seguir en la búsqueda de mis metas personales y profesionales".