El diputado oficialista Mauricio Oliva fue escogido hoy presidente de la junta directiva provisional que instalará el próximo congreso hondureño, el 25 de enero, frustrando las intenciones del expresidente Manuel Zelaya de que la oposición tome control de ese poder del Estado.

La junta provisional, que está integrada por un presidente, un vicepresidente y un secretario, fue elegida por 66 votos a favor, de los 128 diputados que integran el Parlamento, dijo a periodistas el parlamentario Reinaldo Sánchez, del gobernante Partido Nacional.

Oliva fue elegido durante la primera sesión preparatoria de la nueva legislatura 2014-2018, que estuvo marcada por las protestas de los 37 diputados del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), cuyo coordinador general es Zelaya, derrocado en 2009.

La sesión fue suspendida por Oliva tras el juramento de la junta provisional, que él presidirá junto a los diputados Gladys Aurora López y Mario Pérez, como vicepresidenta y secretario, respectivamente, ambos también del Partido Nacional.

Es costumbre en Honduras de que los elegidos como junta provisional sean confirmados como los directivos del parlamento en la primera sesión de instalación del día 25.

El Partido Nacional, que será gobierno, obtuvo 48 escaños, Libre 37, el Partido Liberal 27, el Anticorrupción 13 y el Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD), la Democracia Cristiana, y Unificación Democrática sacaron uno cada uno.

Los diputados de Libre le reclamaron al ministro del Interior, Áfrico Madrid, quien presidía la sesión, que les negaba el derecho al habla, y al no tener una respuesta favorable le arrebataron el micrófono y golpearon la mesa de sesiones.

Tras el incidente, los diputados de los partidos Nacional y Liberal, y Madrid, abandonaron la cámara legislativa quedando sólo los de Libre, que gritaban consignas como "A la oposición" y "Se acabó la fiesta".

"El Partido Nacional no tiene necesidad de estar atropellándonos, ni negándonos la palabra, ni cometiendo arbitrariedades jurídicas y legislativas, si ellos tienen la suficiente fuerza en ese sentido", indicó Zelaya a periodistas.

Según el expresidente, la "elección de la junta directiva provisional es totalmente arbitraria" porque "no hubo votación".

En las elecciones generales de noviembre pasado ninguno de los partidos obtuvo mayoría simple de 65 votos en el parlamento, por lo que necesitan hacer alianzas para poder impulsar una ley o acuerdo.

Uno de los diputados de Libre es el mismo Zelaya, quien no pudo convencer a los del Partido Liberal para que ese instituto político presidiera la junta directiva del nuevo Parlamento.

Lo que Zelaya pretendía era que los liberales aceptarán su propuesta de presidir la junta directiva con el fin de que la oposición tuviera el poder en el legislativo.

El excandidato presidencial del partido Liberal Mauricio Villeda dijo el lunes que no era partidario de que los liberales hicieran ningún tipo de alianza, ni con Libre ni con el partido de gobierno, sino que simplemente serán "oposición".

El Parlamento, que durante cuatro años presidió Juan Orlando Hernández, quien asumirá la Presidencia del país el próximo día 27, cerró anoche su periodo de sesiones con una larga jornada. ACAN-EFE

ac-gr/lbb